Información sobre vivienda y economía

Los resultados de la banca cuestionan su futuro en bolsa a corto plazo y dejan camino libre a las socimis

Autor: Redacción

Resultados sin apenas sorpresas positivas, márgenes cada vez comprimidos, previsiones cuanto menos pobres para 2020 y pocos recursos más allá de las subidas de comisiones para sostener las cuentas. Los resultados completos de la banca en 2019 han confirmado el escenario difícil del que ya advertían las grandes firmas de análisis internacionales. Todo apunta a que la banca va a vivir otro año díficil en bolsa.

Por momentos, ningún otro sector ha sido más castigado en el mercado de valores español en estas primeras semanas del año. El índice sectorial ha llegado a perder alrededor de un 7% y ha visto de cerca los niveles más bajos del último lustro. Después ha venido una reacción, un rebote en línea con el de todo el Ibex 35 que se lleva las pérdidas acumuladas en 2020 pero que no cambia demasiado el aspecto técnico en bolsa de un sector al que se le han apagado los faros.

Los expertos creen que las valoraciones de la banca no deben llevar a engaño. Son muy pobres, pero en general se ajustan a las expectativas de un mercado que cotiza que el sector seguirá sufriendo en un escenario de tipos de interés dantesco. A estas alturas, el euríbor se sitúa alrededor del -0,28% y según el consenso del mercado se mantendrá en negativo al menos dos años más.

Los analistas financieros descartan una reacción real y sostenida de la banca en bolsa hasta que quede confirmado el cambio de tendencia de los tipos. Se han roto tantas veces los pronósticos y han durado tan poco los brotes verdes que los inversores han ido perdiendo la fe en la banca. Los expertos cree que sólo es atractivo en bolsa para los especuladores; de momento, es terreno prohibido para particulares.

En bolsa, el índice Ibex 35 Bancos está copiando casi milimétricamente el comportamiento del año pasado: idas y venidas sobre el nivel de los 500 puntos, que es su gran techo desde hace muchos meses. Los expertos están de acuerdo en que no hay demasiados alicientes para que consiga consolidarse a corto plazo por encima de esa cota. De momento mandan mucho más las incertidumbres, por más que el sector en bloque haya confirmado que mantendrá el dividendo.

Teniendo en cuenta que el sector financiero es el de mayor peso en la bolsa española, ¿quién gana más con la falta de visibilidad de la banca en el parqué? Uno de los sectores más beneficiados es el inmobiliario, y muy especialmente las socimis, que siguen haciendo valer este año unos dividendos estables y sobre los que no pende ninguna amenaza y, en segundo término, su menor dependencia del ciclo económico porque sus activos están muy diversificados.

De momento, las socimis están firmando un buen comienzo de año en bolsa, consolidando las ganancias del año pasado y beneficándose junto a las 'utilities' de su carácter de valor refugio. Mejoran claramente el comportamiento de las promotoras inmobiliarias, que salvo Metrovacesa están sufriendo para levantar el vuelo en el parqué. Como el año pasado, las prefrencias de los inversores en el ladrillo cotizado español vuelven a inclinarse claramente del lado de las socimis.