Información sobre vivienda y economía

Un ‘family office’ catalán compra un local en la Diagonal de Barcelona en pleno estado de alarma

Fuente: Unsplash
Fuente: Unsplash

Si bien es uno de los sectores que más está sufriendo, el retail continúa posicionado como un valor refugio para los inversores. La inmobiliaria Cat Real Estate ha cerrado la venta de un local comercial en la zona alta de Barcelona por más de un millón de euros, tal y como ha explicado Nacho Castella, consejero delegado de la consultora, a idealista/news. El comprador ha sido un family office catalán.

Se trata de un local comercial ubicado en la Diagonal de Barcelona con una fachada de 20 metros, una superficie de 350 m2 a una rentabilidad del 5,5%. En la actualidad, el local está alquilado a un operador.

“Desde la consultora administramos fondos de capital local de family office y de inversores con capital extranjero y tenemos el mandato de seguir invirtiendo en activos inmobiliarios como locales, oficinas y residencial en Barcelona. Nuestros clientes continúan confiando en el potencial de la ciudad”, explican.

“El mercado ha cambiado fuerte y de manera brusca. Ahora es un mercado de compradores, el que tiene capital es quien manda. Hay falta de liquidez y por este motivo quien la ostenta puede comprar major”, añade Castella, hacienda referencia al momento por el que atraviesa el sector.

“Confiamos plenamente en Barcelona. Ha superado historicamente situaciones críticas y de ésta estamos convencidos que también saldremos. En cuanto a los precios, el mercado inmobiliario, según explica Castella, no es como la bolsa “que los resultados se ven de manera immediata, falta tiempo para ver su evolución. Pero parece claro van a bajar”.

En cuanto a cómo está haciendo frente la consultora a la coyuntura económica y sanitaria, el directive explica que “la crisis ha acelerado la implantación de la tecnologia” en su empresa. “Es un camino sin retorno. Gracias a esta crisis hemos avanzado en dos meses, lo que se hubiera tardado años”.

Es vital inyectar de manera urgente capital a las pequeñas empresas, entre ellos los comerciantes. Son importantes por todo lo que generan, y no nos podemos permitir que muchos de ellos desaparezcan por esta crisis temporal”, asegura el directivo, que añade que “sin ellos, el sector del retail y la inversion también se resentirán”.