Información sobre vivienda y economía

Los expertos desafían al Gobierno: la gran mayoría cree que el paro seguirá por encima del 20% en 2016

La actualización del famoso panel de previsiones de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) muestra la poca concordancia que hay entre los pronósticos de bancos, firmas de inversión y grandes empresas y los que el Ejecutivo ha incluido en los Presupuestos Generales. De las 16 firmas que incluye el panel, tan solo una ve la tasa de paro de 2016 al mismo nivel que el Gobierno (19,7%), mientras que el 94% del consenso cree que seguirá por encima del 20%.

A estas alturas del año, no hay organismo nacional ni internacional que no se haya eco de los enormes progresos económicos que ha realizado España en los últimos trimestres y no haya entrado a valorar los claros síntomas de mejora del mercado laboral.

Solo en los últimos doce meses, según los datos del Ministerio de Empleo, el desempleo se ha reducido en 360.000 personas, mientras que, según el Instituto Nacional de Estadística la tasa de paro cerró el segundo trimestre del año en el 22,37%.

Para la recta final de año se esperan más mejoras e incluso varios servicios de estudios, entre ellos el de BBVA, que se genere un millón de puestos de trabajo entre 2015 y 2016. Sin embargo, la recuperación del mercado del trabajo no será suficiente como para que la tasa de paro consiga bajar del umbral del 20% durante el próximo ejercicio y menos que llegue a situarse en el 19,7% que calcula el Gobierno.

¿La prueba? De las 16 firmas que han participado en el panel de previsiones económicas de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), actualizado en este mes de septiembre, tan solo dos contemplan este escenario y solamente una coincide con la previsión que maneja el Gobierno. Se trata del centro de estudios Economía de Madrid, vinculado a la Universidad Rey Juan Carlos, cuyo pronóstico sitúa la tasa de desempleo a cierre de 2016 en el 19,7%; esto es, en el mismo nivel que el Ejecutivo.

El otro organismo que cree que la mejora del mercado laboral podría situar la tasa de paro por debajo del 20% es la firma de asesoría Solchaga Recio & Asociados. Ahora bien, considera que el nivel óptimo es el 19,9%, es decir, dos décimas por encima de lo que piensan el centro Economía de Madrid y el Gobierno.

Todos los demás participantes en el panel descartan que el paro consiga bajar del 20%. Banco Santander, por ejemplo, cree que se quedará en ese nivel, mientras que la firma de inversión Intermoney y la patronal de empresas (CEOE) sitúan el desempleo en el 20,2% de la población activa; Funcas, en el 20,3%; Bankia y BBVA, en el 20,5%; y Repsol y el Instituto Complutense de Análisis Económico, en el 20,6%.

Los organismos internacionales tampoco ‘se creen’ la cifra que espera Mariano Rajoy. Tanto la OCDE, el club de los países ricos, como la Comisión Europea sitúan la cifra entre el 20,3% y el 20,5%, respectivamente.

Pero hay expertos que todavía alejan más su pronóstico del que aparece reflejado en los Presupuestos Generales del Estado. El Instituto de Estudios Económicos, La Caixa y Cemex, por ejemplo, consideran que el desempleo acabará el próximo año en el 20,8%, mientras que Analistas Financieros Internacionales (AFI) lo sitúa una décima por encima (en el 20,9%).

Sin duda, el organismo más escéptico respecto al guión previsto por el Ejecutivo es el Centro de Predicción Económica, dependiente de la Universidad Autónoma de Madrid, que asegura que la tasa de paro apenas bajará en los próximos 15 meses: en su opinión, cerrará el año que viene en el 21,8%; es decir, que en su opinión solo tiene seis décimas de recorrido a la baja.

¿Y por qué existen estas diferencias? La respuesta, según los propios expertos, es que la complicada situación internacional (las dudas sobre China, la recesión de Brasil, el crecimiento económico global menor de lo esperado...) y las tensiones políticas internas en España. Estos factores, dicen los expertos, pueden ralentizar la recuperación doméstica lo que, sin duda, supondría un lastre para la estabilización del mercado laboral y la reducción del desempleo.