Información sobre vivienda y economía

Carteros y detectives, entre los diez empleos más seguros y mejor pagados de EEUU

Autor: Redacción

Estados Unidos ha cerrado el mes de octubre con buenos datos laborales. La mayor economía del planeta tiene actualmente una tasa de paro del 5% y, aunque países como España o Grecia vemos ese nivel como inalcanzable, lo cierto es que en el mercado de trabajo estadounidense hay muchas profesiones que se encuentran muy por debajo de la media nacional.

Es más, al menos hay una decena de profesiones con una tasa de paro que no supera el 1%, lo que significa que son algunos de los empleos más seguros que se pueden tener en los que, además, se cobra un sueldo anual más que decente.

Según el estudio que ha publicado el portal Market Watch, del que se ha hecho eco el blog de Bankinter, las ocupaciones con las tasas de desempleo más bajas tienden a requerir más educación y, por eso, están pagados con salarios más altos. Éstas son, de momento, las diez profesiones más seguras:

1. Agricultores, ganaderos y otros trabajos agrícolas. Tienen una tasa de paro del 1% y un salario medio anual de 69.300 dólares (en euros, unos 65.200).

2. Carteros del servicio postal. Esta profesión tiene empleados al 99,1% de los profesionales y está remunerada con un sueldo anual que ronda los 56.500 dólares (53.200 euros).

3. Logopedas. Al igual que los carteros del servicio postal, el desempleo de los logopedas solo afecta al 0,9% de los profesionales de esta rama, que cobran de media 69.900 dólares (esto es, alrededor de 66.000 euros).

4. Detectives e investigadores criminales. Ser detective o investigador criminal, profesiones que están más de moda que nunca gracias a las series de televisión, registran una tasa de paro del 0,8%. Además, su remuneración anual ronda los 74.300 dólares (unos 70.000 euros).

5. Técnicos de laboratorio médico, dental y oftalmológico. Los técnicos de laboratorios de ramas como la medicina o la oftalmología disfrutan de uno de los empleos más seguros del mercado laboral estadounidense. Su tasa de paro es de apenas un 0,4%, mientras que su sueldo anual ronda los 33.000 dólares (unos 31.000 euros). Es el salario más bajo de los diez trabajos que recopila Market Watch.

6. Médicos y cirujanos. Los profesionales de la sanidad también disfrutan de un desempleo prácticamente inexistente (al igual que en el caso de los técnicos, la tasa se sitúa en el 0,4%), aunque su salario anual es seis veces superior. Tanto médicos como cirujanos cobran, de media, unos 187.000 dólares al año (unos 176.000 euros).

7. Ingenieros aeroespaciales. Ser ingeniero aeroespacial en Estados Unidos es toda una garantía de encontrar un empleo y de recibir un salario anual elevado. Según las cifras que publica el portal, solo el 0,3% de los profesionales en la materia no tiene trabajo. De entre los ocupados, el salario medio se acerca a 104.000 dólares anuales (unos 98.000 euros).

8. Asistentes médicos. Los asistentes médicos tienen una tasa de paro aún más baja (se sitúa en el 0,2%) y ganan al año alrededor de 90.930 dólares (85.000 euros); esto es, la mitad que un médico o un cirujano, pero casi el triple que un técnico de laboratorio.

9. Dentistas. La salud dental es una de las ramas que ofrece a los profesionales más seguridad laboral, ya que están ocupados el 99,8% de ellos, y las que ofrecen un sueldo más atractivo: según MarketWatch, el salario medio de los dentistas se acerca a los 150.000 dólares anuales (en euros, unos 140.000)

10. Quiroprácticos. Quienes conocen esta medicina alternativa tienen un empleo garantizado en Estados Unidos, ya que su tasa de desempleo es la más baja de todo el mercado laboral: solo afecta al 0,1% de los profesionales, que además cobran unos 66.000 dólares al año de media (unos 62.000 euros).

Por tanto, todo apunta a que en la primera potencia mundial tener una formación cualificada sí es sinónimo de encontrar un buen puesto de trabajo. Algo que no ocurre en nuestro país, que ocupa la posición 14 del ranking internacional de mercados con mayor disponibilidad de personal cualificado, y que tiene el doble de parados con estudios superiores que la media europea.