Información sobre vivienda y economía

Ten cuidado en la pausa del café: si te pasa algo, no es accidente laboral

Autor: Redacción

Todos los trabajadores tienen derecho a realizar un descanso cuando su jornada supera las seis horas diarias. El Estatuto de los Trabajadores fija una pausa mínima de 15 minutos que el empleado puede usar para lo que quiera: desde tomar un café a realizar cualquier tipo de tarea personal.

¿Y qué sucede si en ese tiempo tenemos un accidente? La respuesta es que no todos los percances que sufrimos dentro del horario de trabajo pueden ser catalogados como accidente laboral.

Según publica el despacho Salcedo Abogados en su blog Ático Jurídico, una sentencia reciente ha tumbado un accidente que había sufrido una trabajadora cuando salió de su puesto para disfrutar de unos minutos libres.

La empleada, que ejercía como auxiliar administrativo, se lesionó en 2015 la muñeca durante el tiempo de descanso para tomar un café que la mutualidad calificó como enfermedad común. Sin embargo, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) dictó una resolución contraria al considerar el percance como laboral.

Ante la diferencia de opiniones, la mutua recurrió a la justicia, que le dio la razón, pero el caso volvió a pasar por los tribunales después de que la trabajadora interpusiera un recurso de suplicación. El conflicto llegó a manos del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco cuya sentencia (publicada el pasado mes de octubre) dictaminó que los hechos no podían ser catalogados como accidente laboral.

Como resume Salvador Salcedo, socio del despacho, "la lesión en la muñeca causante de la incapacidad temporal la padeció la trabajadora al golpearse contra un elemento del mobiliario urbano cuando salió a la calle desde su centro de trabajo para hacer uso del derecho al descanso durante la jornada, que conforme al convenio colectivo empresarial se computa como tiempo de trabajo".

Entonces, ¿cómo es posible que un accidente sufrido dentro del tiempo de trabajo no pueda ser considerado como laboral? La justicia lo tiene muy claro: "los hechos se produjeron en la vía pública, no en el lugar de trabajo, y tampoco pueden calificarse las lesiones como accidente in itinere, puesto que la trabajadora ni regresaba a su domicilio desde el trabajo, ni se dirigía a lugar alguno a realizar una tarea laboral".

Por otra parte, "la lesión no se produjo con ocasión o consecuencia del trabajo porque no guardaba relación alguna con el mismo, motivo por el que resulta difícil su encuadre como accidente de trabajo", añade Salcedo.

Por este motivo, insiste, el tribunal vasco ha considerado que el descanso en la jornada como tiempo de trabajo lo es a efectos laborales pero no de Seguridad Social y en ningún caso lo que se pacte en el convenio puede perjudicar a un tercero (la mutua en esta ocasión), que es ajena al mismo. “Una circunstancia que debe comportar la desestimación del recurso planteado por la trabajadora”, concluye.