Información sobre vivienda y economía

El drama del paro: en 14 autonomías más del 40% de los desempleados lleva sin trabajar más de dos años

Autor: Redacción

Desde que estalló la crisis, el paro se ha convertido en uno de los grandes males económicos de España. A pesar de que la tasa de desempleo está en mínimos desde 2009 y de que cada vez se crean más puestos de trabajo, todavía hay en nuestro país más de tres millones de personas que, estando en edad de trabajar, no tienen empleo.

La cifra alcanza 3,75 millones de personas actualmente según los datos del Ministerio de Empleo. Y lo peor es que detrás de este dato se encuentra el verdadero drama del desempleo: la cantidad de personas que llevan más de 24 meses sin trabajar.

De ellos habla el último informe de Adecco y Barceló & asociados, que han analizado la Encuesta de Población Activa publicada por el INE referente al ejercicio 2016. Y su conclusión es que el paro de muy larga duración afecta a dos de cada cinco desempleados de media en España.

Por encima del promedio encontramos hasta siete autonomías capitaneadas por Canarias, que es la peor región del ranking al registrar un paro de muy larga duración que afecta al 47,5%. Asturias, con un 46%, y Castilla-La Mancha, con un 45,4%, son las siguientes en la lista. Comunidad Valenciana y País Vasco también sufren este lastre, ya que más del 44% de sus desempleados llevan más de dos años sin trabajar. Les siguen de cerca Galicia, con un 43,4%, y Madrid, con un 42,7%.

Por encima del 42% se encuentra también La Rioja, mientras que Extremadura, Murcia, Andalucía y Cataluña registran un porcentaje superior al 41%. Navarra y Castilla y León se quedan con algo más de un 40%.

Las únicas tres regiones españolas donde los parados de muy larga duración suponen menos del 40% del total de parados son Cantabria, con un 39,7%; Aragón, con un 38,7%, y Baleares, con un 25,7%. El archipiélago es la única autonomía donde el porcentaje es inferior al 30%.

“En la primera etapa de la recuperación, el número total de parados bajaba, pero el de parados de larga duración (aquellos que están desempleados desde hace dos o más años) seguía subiendo. Es decir, toda la caída del paro correspondía a parados de corta duración. Durante 2015 bajaban ambos colectivos de parados, pero el de corta duración lo hacía de forma más intensa. Por lo tanto, hasta comienzos de 2016 la proporción de parados de larga duración no dejó de crecer. Ahora hay en España poco menos de 1,8 millones de personas que están paradas desde hace dos o más años”, asegura el informe de Adecco y Barceló & asociados.

A pesar de que el peso de los parados de muy larga duración respecto del total de desempleados sigue siendo elevado, lo cierto es que se trata de la cifra más baja desde septiembre de 2012 y ha bajado 1,7 puntos porcentuales en los últimos 12 meses.