Información sobre vivienda y economía

Este ingenioso invento te permitirá disfrutar del frío durante todos los días del año

TechnoAlpin
TechnoAlpin
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Por extraño que parezca, para mucha gente la mejor época del año es el invierno. Esa sensación de frío que obliga a abrigarse con un cuello alto que cubre hasta los ojos, es algo que, al parecer, puede llegar a gustar. Esa gente que cuando llega el verano lo pasa mal si sale a la calle y que espera ansiosa en casa, con el aire acondicionado (o el ventilador) a toda máquina, esperando que el invierno vuelva a aparecer, como en Juego de Tronos, pero sin el muro, sin dragones y sin caminantes blancos.

Para esa gente que no puede vivir sin guantes, que no sabe caminar sin un par de esquíes bajo sus pies o que es incapaz de dormir si no se encuentra arropada por una buena colcha nórdica; para esa gente, tenemos una buena noticia: el invierno perpetuo es posible. Se acabaron los sudores y el pegarse a las sábanas por la noche, con el nuevo Snow Room de TechnoAlpin. Veamos en qué consiste.

La habitación de la nieve perpetua

TecnoAlpin
TecnoAlpin

TechnoAlpin es el creador de esta innovación que permite convertir cualquier estancia en un campo de nieve constante. Con su exclusiva tecnología, se puede producir nieve suave y seca los 365 días del año. Esta compañía se dedica desde 1990 a diseñar y fabricar máquinas que producen nieve para las más importantes estaciones de esquí de todo el mundo.

La innovación de la Snow Room es que se ha logrado hacer algo parecido pero adaptado a salas cerradas, de tal forma que permiten reproducir dentro de un edificio un frío y perfecto clima invernal, típico de los países del norte, con temperaturas que pueden alcanzar los 10 grados bajo cero. Por curioso que parezca, la nieve que se acumula en la estancia es real y sin aditivos, lo que permite crear un entorno espectacular que puede ser personalizado según los gustos y las necesidades. De hecho, es posible elegir libremente asientos, revestimientos de paredes y sistemas de iluminación de la sala, para ponerla al gusto de cada uno. 

¿Y cómo funciona?

TecnoAlpin
TecnoAlpin

El sistema de funcionamiento consta de tres componentes: la cabina de nieve, construida con material de alta calidad y que permite un adecuado aislamiento; el sistema técnico central, que proporciona al interior aire y agua fríos e impulsa la producción de nieve y el sistema de reenfriamiento, para asegurar que la unidad se enfríe continuamente.

A nivel técnico, el corazón de la sala de nieve es la unidad multifunción EcoSnow 2.0, que utiliza una tecnología especial de fabricación de nieve diseñada específicamente para ambientes interiores. Aquí, el aire y el agua se enfrían y se mezclan de manera óptima para tal fin. Se controla la temperatura de la habitación y se activa la boquilla para nieve. La ventaja de esta unidad es que ocupa poco espacio y puede colocarse a una distancia de hasta 50 metros de la propia sala de nieve. Sus funciones son varias: controla las boquillas para crear la nieve dentro de la sala, enfría y acondiciona el aire, controla todos los componentes y produce nieve en polvo.

Para que sea sencillo de manejar, incluye una pequea pantalla táctil de 7 pulgadas, lo que garantiza un fácil control y monitoreo de todas las operaciones. Además, para que no haya ningún tipo de dificultad, un programa cronometrado permite el control automático de la producción de nieve y los tiempos de descongelación.

A pesar de lo que podría parecer, el funcionamiento de este artilugio no está reñido con la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. Según informa la compañía, el consumo de agua de una sala de nieve de tamaño mediano es de aproximadamente 200 litros por semana, lo que significa que con 1 litro de agua se obtienen hasta 5 litros de nieve. Además, a través de un intercambiador de calor adicional, el calor recuperado se puede utilizar para calentar el agua de una piscina, o se puede conectar a un sistema de refrigeración ya presente en el edificio. Con una calibración óptima de los componentes técnicos, es posible recuperar el 50 % de la energía utilizada en el proceso de creación de nieve.

¿Y para qué puede servir?

En realidad, salvo que dispongas de una importante suma de dinero, y que no se te ocurra cómo gastarlo de una forma más convencional, este producto no está diseñado, al menos por ahora, para su uso en viviendas particulares. Por ello, más allá de ser una fantasía que haría las delicias de los amantes del frío y del invierno, estas peculiares salas de nieve se pueden encontrar en establecimientos y negocios, especialmente los relacionados con la salud, el bienestar y el relax, como en algunos de los más lujosos SPA del mundo, en importantes balnearios y en cruceros exclusivos.

Con esta instalación ofrecen un valor añadido a sus clientes, como una alternativa suave e higiénica a la temida ducha de agua fría, esencial para restablecer la condición óptima del organismo después de la fase de calentamiento en la sauna, con el que reactivar la circulación sanguínea y reafirmar los tejidos. El frío seco ayuda, de hecho, a percibir una temperatura más agradable que la real, evitando cambios térmicos desagradables.

Pero sus usos van más allá, ya que puede ser instalada incluso en tiendas y boutiques, para permitir a los clientes probar la ropa de invierno en condiciones reales de uso o, incluso, en bares, restaurantes y hoteles que quieren ofrecer una experiencia única a sus clientes. Algunas se han utilizado para crear fascinantes zonas de juegos en las que niños y no tan niños podrán disfrutar de la nieve sin necesidad de subir a la montaña o, incluso, para tener el primer contacto con los deportes de invierno, como el esquí.

Como ves, la tecnología avanza para gusto de todos. En este caso, los afortunados son aquellos a quienes les encanta el invierno y el frío, que con este invento podrán encontrar espacios en los que disfrutar de las frías temperaturas invernales en cualquier época del año, o que, simplemente, quieren tener la oportunidad de disfrutar del deporte de nieve sin necesidad de tener que desplazarse hasta cualquier estación de esquí. ‘Winter is coming’, y al parecer, para quedarse todos y cada uno de los 365 días del año.