Información sobre vivienda y economía
Palau de la Música / Flickr/Creative commons
Palau de la Música / Flickr/Creative commons

El Ayuntamiento de Barcelona rechaza el plan urbanístico para el hotel del Palau de la Música

Siete años después y aún revolotean los fantasmas en torno a la construcción del hotel del Palau de la Música. El promotor del establecimiento, Olivia Hotels, reavivó el tema al reiniciar los trámites de la obra hace dos semanas. Y el Ayuntamiento de Barcelona ha respondido de forma contundente y al unísono con la negativa al plan urbanístico que proyecta un nuevo hotel en la calle Sant Pere més Alt (Ciutat Vella).

Hace escasas dos semanas que el promotor del hotel, Olivia Hotels, reinició los trámites de obra del polémico futuro hotel del Palau de la Música. El proyecto, envuelto de sospecha dentro de la trama de corrupción por la cual está siendo juzgado Fèlix Millet y Jordi Montull, volvió a llevarse a la mesa de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona para estudiarse y poderse construir.

La modificación del Plan General Metropolitano (PGM) para que se construyera allí un hotel lleva aprobado desde 2009. Manuel Valderrama, el promotor de Olivia Hotels, que fue llamado a declarar en 2014 en el aún abierto juicio del Caso Palau, defendía que se podía levantar el hotel. Esa modificación se lo permitía.

Pero tanto en junio de 2010 como julio 2016 se solicitó deshacer esa modificación del PGM. Por eso, ya avanzó hace dos semanas la teniente alcalde y concejal de Urbanismo, Janet Sanz, que había un consenso amplio en el pleno municipal contra la construcción de este hotel y la intención de trabajar con Generalitat y modificar el plan que permitía crear ese hotel. 

Una vez analizado desde el punto de vista técnico y jurídico, finalmente, se confirman las intenciones del gobierno municipal. La construcción de un hotel entre la calle Sant Pere més Alt y calle Amadeu Vives no cumple con el entorno ni se ajusta al interés público de la zona. A todo eso, se añade el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) que se aprobó el pasado enero. Esas calles quedan en la zona 1, la denominada decrecimiento natural. En los barrios con mayor concentración de oferta hotelera no se admitiría nuevos establecimientos hoteleros ni ampliación de plazas.

Más allá de que se contradeciría con el PEUAT impulsado por Sanz y aprobado ya en el pleno municipal, el proyecto de Olivia Hotels va contra la voluntad de vecinos y entidades sociales del distrito, voces que el actual equipo del Consistorio escucha para tomar cualquier medida que afecte a la vida vecinal. Tampoco ha encontrado apoyo político. En Consejo Plenario se opone a los acuerdos de revertir el planeamiento urbanístico vigente. 

El promotor, por su parte, insiste en que ese hotel facilitaría las necesidades de alojamiento para orquestas y artistas invitados al Palau de la Música y para el público del auditorio en general. Cabe recordar que el promotor estuvo acusado de recibir 'pagos en b' para la adjudicación del hotel, pero quedó absuelto por el Tribunal Supremo. El plan de urbanismo aprobado con los socialistas, quienes gobernaban entonces en el Consistorio, se aceptó como correcto. Queda por saber si tendría derecho a una indemnización millonaria por denegarse el proyecto que, hasta ahora, era legal. 

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail