Información sobre vivienda y economía

La banca española consigue 27 millones al día hasta junio con la venta de inmuebles

Autor: Redacción

Los bancos españoles están sacando en este ejercicio todo el jugo a la venta de activos inmobiliarios.

Solo en los seis primeros meses del año han traspasado en conjunto nada menos que 37.500 viviendas y otros activos, un 0,9% más que un año antes, por los que han ingresado un total de 4.860 millones de euros, algo así como 27 millones al día. Gracias a las continuas mejoras que está viviendo el ladrillo, el sector financiero se ha embolsado un 9% más que un año antes, a pesar de haber colocado en el mercado prácticamente la misma cantidad de inmuebles.

Según los datos publicados por las propias entidades y recopilados por el diario Expansión, Popular ha sido la que más ingresos ha conseguido a través de la venta de activos. Entre enero y junio el banco liderado por Ángel Ron ha traspasado 5.227 inmuebles por algo más de 1.000 millones de euros.

Sin embargo, y a pesar de estas operaciones, continúa siendo la entidad con más exposición al ladrillo: su balance soporta actualmente unos 30.000 millones de euros entre activos adjudicados y préstamos morosos, de ahí que esté preparando la puesta en marcha de una de las mayores inmobiliarias del país.

Un escalón por detrás de Popular se encuentran Santander y Sabadell, que con la venta de activos inmobiliarios han ingresado 994 millones y 974 millones, respectivamente. La cuarta entidad que más dinero ha ‘levantado’ es Caixabank, con 610 millones de euros, seguida de BBVA, con 323 millones (cifra que se eleva a 529 millones si se incluyen los traspasos de activos en balance de promotores) y Liberbank, con cerca de 90 millones de euros.

Las demás entidades financieras, a pesar de haber conseguido unos ingresos más reducidos, destacan en el fuerte incremento de las ventas de inmuebles. Firmas como Ibercaja, Abanca, BMN o Unicaja han registrado crecimientos de dos dígitos en los primeros seis meses del año. Bankia, por su parte, es el único banco que ha vendido menos en términos interanuales: ha traspasado un 11% menos de inmuebles que entre enero y junio de 2015.

El sector sigue ahogado por el ladrillo

La banca española tiene especial interés en deshacerse de la ingente cantidad de activos inmobiliarios que tiene en cartera. Según un informe del Banco de España, el sector arrastra unos 213.000 millones de euros en activos adjudicados y los préstamos dudosos, una cifra equivalente al 20% del PIB de España.

Los cálculos de la agencia de calificación Moody’s van un paso más allá y elevan la exposición total al ladrillo hasta cerca de 300.000 millones de euros. La firma, no obstante, confía en que este año el sector acelerará la venta de viviendas y logrará reducir el volumen de unidades en cartera por primera vez desde 2009. Toda una buena noticia para la banca.

No podemos olvidar que las entidades domésticas necesitan reducir el peso del inmobiliario de su balance por varios motivos. Uno de ellos es que los bajos tipos de interés y la fuerte competencia dentro del sector por captar clientes vía préstamos está reduciendo con fuerza la rentabilidad que logran los bancos. A ello se suma la inminente llegada de unos cambios contables que apretará las tuercas a las entidades en materia de provisiones.

Está previsto que la nueva normativa del Banco de España llegue en octubre. Será a partir de entonces cuando los bancos se vean obligados a realizar dotaciones diferentes a las actuales: se tendrá en cuenta el estado de los inmuebles y la localización para recalcular su valoración.