Información sobre vivienda y economía

La banca acelera la desinversión en ladrillo: pone en venta 17.000 millones en activos y créditos

Autor: Redacción

La banca española está poniendo toda la carne en el asador y está sacando al mercado miles de millones en activos inmobiliarios y créditos dudosos para aprovechar el apetito inversor por el ladrillo doméstico.

En las últimas semanas, prácticamente todos los bancos han puesto a la venta carteras inmobiliarias para seguir reduciendo el peso del sector sobre sus cuentas y cumplir con las exigencias del Banco Central Europeo (BCE). Tanto es así que hay unos 17.000 millones de euros a la espera de compradores.

Santander, por ejemplo, tiene el ‘Proyecto Wembley’, valorado en hasta 500 millones de euros y compuesto por créditos fallidos, que se suma al ‘Proyecto Vera’ de Bankia: se trata de un porfolio de créditos dudosos valorados en unos 250 millones y que está dirigida principalmente a fondos oportunistas.

Sabadell, por su parte, ha puesto en el mercado dos carteras por valor de más de 3.000 millones de euros, bautizados como ‘Proyecto Galerna’ y ‘Proyecto Makalu’, y está estudiando sacar otros 7.500 millones al mercado, mientras que Sareb, la sociedad que gestiona los activos de las entidades rescatadas, ha colgado el cartel de ‘se vende’ a otros 3.200 millones de euros, operaciones que tienen nombres como ‘Nora’, ‘Dune’ y ‘Vilasoa’. Además, la compañía presidida por Jaime Echgoyen está buscando socios para crear una sociedad que le permita desconsolidar 10.000 millones de euros en créditos.

En el caso de Caixabank, se trata del ‘Proyecto Ágora’, que incluye deuda de grandes empresas respaldada por activos inmobiliarios y cuyo valor ronda los 700 millones de euros, al que se suman otros 300 millones de Cajamar, y otros 1.000 millones en créditos dudosos que forman el ‘Proyecto Sintra’ de BBVA.

Todos estos movimientos se producen después de que la banca haya vivido un año récord en lo que se refiere a soltar lastre inmobiliario: durante 2017 traspasó unos 51.000 millones de euros, incluyendo inmuebles, suelo y créditos. Una cifra récord.