Información sobre vivienda y economía

La mexicana RLH Properties paga una cifra récord por comprar el hotel de lujo Villa Magna (Madrid)

Foto: Villa Magna
Foto: Villa Magna
Autor: Redacción

El hotel de lujo Villa Magna de Madrid ha cambiado de manos... otra vez. En apenas tres años, uno de los establecimientos hoteleros más famosos del Paseo de la Castellana de la capital ha tenido tres dueños diferentes.

El nuevo propietario es la inmobiliaria mexicana RLH Properties, que ha pagado  210 millones de euros por el inmueble. Se trata de una cifra récord en el sector hotelero de la capital, ya que supone desembolsar por cada una de las 150 habitaciones que lo componen nada menos que 1,4 millones de euros.

La firma mexicana ha negociado el acuerdo con el actual propietario, el grupo turco Dogus, que adquirió el inmueble a una sociedad del empresario portugués Pedro Queiroz Pereira por unos 180 millones de euros en el primer trimestre de 2016. La transacción se hizo de rogar, ya que, a pesar de despertar un gran atractivo entre la comunidad internacional de inversores, al luso le costó cerrar un acuerdo.

Tal y como publicó idealista/news en exclusiva, Queiroz Pereira puso en el mercado el hotel madrileño de cinco estrellas un año antes (a principios de 2015), aunque no quiso desprenderse del Villa Magna hasta conseguir una oferta que encajara con sus expectativas. El hotel de cinco estrellas estuvo en sus manos más de una década (lo adquirió en 2011 a la familia japonesa Shirayama), periodo en el que invirtió en él cerca de 150 millones de euros (incluyendo la compra y la rehabilitación que llevó a cabo en los primeros años de la crisis).

Actualmente, el hotel Villa Magna de Madrid factura en torno a 30 millones de euros anuales, registrando en el ejercicio 2017 un incremento interanual de casi un 19%. 

Su futuro nuevo dueño está especializado en el sector hotelero y conoce las posibilidades del sector inmobiliario español. Por ejemplo, RLH compró hace unos meses a la constructora OHL el desarrollo de varios hoteles en Riviera Maya, mientras que el presidente de la firma (el mexicano Allen Sanginés-Krause) fue en su día el primer espada de Goldman Sachs en nuestro país. 

Así es por dentro este complejo de lujo que puede marcar un antes y un después en el sector hotelero de Madrid: