Información sobre vivienda y economía

El Corte Inglés comienza a trazar su nuevo plan logístico para competir con Amazon

/Luis García (Zaqarbal) / Wikimedia commons
/Luis García (Zaqarbal) / Wikimedia commons
Autor: Redacción

La compañía celebrará este domingo su junta anual en la que se aprobará un recorte del dividendo con respecto al pasado ejercicio para potenciar un nuevo plan logístico, que podría ver la luz a lo largo de 2020. El Corte Inglés ha contratado a la consultora AT Kearney y al banco de inversión Goldman Sachs para encontrar un socio y crear así su propia red de distribución.

La pandemia del coronavirus ha afectado al retail presencial, pero ha potenciado el comercio electrónico de las marcas y de los operadores más importantes. El confinamiento de la población ha supuesto un gran crecimiento del e-commerce y por lo tanto de la logística y de la distribución de la última milla.

En este escenario, El Corte Inglés ha detectado sus puntos débiles en lo que refiere a la logística. En este sentido, la compañía ha fallado en lo que se denomina ‘logística de última milla’, desde que se decretara el estado de alarma por el Gobierno Central. El sistema utilizado por la empresa es el click&collect, que se basa en la recogida del artículo en el aparcamiento de las tiendas, después de haberlo comprado a través de internet.

Este modelo ha funcionado muy bien durante el confinamiento, pero la compañía ha detectado que está un poco obsoleto de cara a la nueva etapa que se abre en el retail. La compra online se ha disparado más de un 50%, con respecto al mismo periodo del año anterior – según datos de la compañía- y los hábitos del consumidor han comenzado a mutar. Ahora, los compradores exigen que el producto sea entregado en su domicilio y el sistema click&collect se queda muy lejos de estas nuevas preferencias.

Por este motivo, el Corte Inglés pretende crear un nuevo operador logístico propio y para ello ha contratado a AT Kearney y a Goldman Sachs. La primera de las consultoras se encargará del análisis estratégico de una hipotética nueva empresa logística de la marca. Es decir, estudiar la viabilidad del proyecto. El banco de inversión tendrá la labor de encontrar un socio que pueda dar forma a esta nueva compañía que pretende competir y mirar cara a cara a Amazon.

La fórmula que adquiere más fuerza es una joint venture con alguna marca potente del sector y que el nuevo plan logístico esté listo antes de que finalice el ejercicio -en febrero de 2021-, aunque La Información afirma que el proyecto todavía se encuentra en una fase inicial.