Información sobre vivienda y economía

El pago del alquiler ya se come un tercio de los ingresos de muchos inquilinos en Reino Unido

Autor: Redacción

En Reino Unido los alquileres empiezan a estar por las nubes, sobre todo si los comparamos con el sueldo que percibe la mayoría de los inquilinos.

Según un informe  publicado por la BBC, la subida de precios en el mercado de la vivienda que está registrando el país británico ha elevado el esfuerzo financiero que deben realizar los arrendatarios para pagar la renta mensual. Dicho de otro modo: cada vez tienen que destinar un mayor porcentaje de su sueldo al alquiler.

En concreto, el estudio asegura que en la mayoría de distritos, barrios y ciudades (142 áreas en total), el esfuerzo financiero se sitúa al menos en el 30%, lo que significa que prácticamente una tercera parte de los ingresos de los inquilinos están dedicados a la renta mensual de su hogar.

Estas cotas están haciendo saltar las alarmas y organismos como Shelter o la Fundación Joseph Rowntree no dejan de insistir en que invertir más de una de cada tres libras que se gana en el arrendamiento podría poner en dificultad el pago de otras necesidades básicas.

El escenario se antoja aún más complicado en Londres y principalmente en La City, donde solamente en  el barrio de Bexley los alquileres suponen a los inquilinos menos del 30% de sus ingresos. En cambio, en la capital británica en 24 de los 32 distritos en los que las rentas mensuales se comen la mitad del sueldo de los arrendatarios.

Por ejemplo, el coste de un estudio supera las 1.000 libras mensuales en Camden, Kensington, Chelsea, Southwark o Westminster. Traducido a euros, hablamos de unos 1.200 al cambio actual. Éste es el ranking de las zonas más caras de Londres:

Las zonas de Londres más caras para vivir de alquiler

Las zonas de Londres más caras para vivir de alquiler

Pero la capital no es una excepción. La BBC asegura que los inquilinos se ven obligados a pagar de alquiler más del 30% de sus ingresos en el sureste del país (como Oxfordshire o Surrey), en algunas zonas del norte (Manchester, Salford o York) y en urbes tan conocidas como Nottingham o Birmingham. Ahora bien, los precios entre las ciudades más caras de cada zona son muy diferentes: mientras en Londres el coste mensual ronda las 607 libras (711 euros), en el sureste ni siquiera alcanza las 430 libras (504 euros).

Es una situación completamente insostenible. A menos que comiencen a bajar los alquileres, la capital y su zona de influencia empezarán a perder los trabajadores, lo que debilitará la economía nacional”, opina Dan Wilson Craw, gestor de Generation Rent.

El esfuerzo de los jóvenes españoles alcanza el 60%

A pesar de que el esfuerzo de los británicos se encuentra en unas cotas muy elevadas y se acercan al umbral máximo que recomiendan los expertos (ese 33%), lo cierto es que en España la situación es mucho peor. Al menos, para los más jóvenes.

El Consejo General de la Juventud calcula que actualmente los jóvenes tienen que destinar el 60% de su sueldo neto al pago de la vivienda, ya sea a través de la hipoteca o de un alquiler.  Este elevado esfuerzo es consecuencia de los bajos salarios y de la revalorización de la vivienda en muchas zonas del país.

Más allá de los jóvenes, se estima que los hogares españoles dedican aproximadamente una cuarta parte del presupuesto familiar a pagar el alquiler (es decir, alrededor de un 25%), por lo que la mayoría de los inquilinos en nuestro país está dentro de los parámetros que los expertos consideran asequibles y se aleja de la realidad que están viviendo sus homólogos británicos.