Información sobre vivienda y economía

Cuando la ciudad es un parque de atracciones: 10 toboganes que te puedes encontrar por la calle

Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

No solo los parques infantiles o acuáticos cuentan con toboganes, también hay urbes que esconden túneles de diversas formas y colores que entretienen a los ciudadanos de todas las edades. Aparte de ser un medio de diversión, estas ocurrentes estructuras ubicadas en los lugares más insospechados también se utilizan para acortar los trayectos, como foco de atracción para turistas o incluso para fomentar el uso del transporte público.

Aunque resulte sorprendente, los toboganes pueden llegar a ser muy prácticos en los entornos urbanos y su diseño llama especialmente la atención en un paraje de coches, contaminación y estrés. Repasamos algunos de los más alucinantes.

Los Ángeles a vista de pájaro

Los Ángeles a vista de pájaro

Un rascacielos en California, el US Bank Tower, alberga una atracción solo apta para los amantes de las alturas. En la parte exterior del edificio, entre el piso 69 y 70, se ubica un tobogán totalmente transparente que tiene un recorrido de 14 metros. Aunque a simple vista la estructura no parece muy resistente, los constructores afirman que está fabricada a prueba de terremotos y huracanes. Las vistas prometen, pues se ve la ciudad a una altura de 300 metros, pero, ¿te animarías a subirte?

Un tobogán gigante para amenizar las esperas en el aeropuerto

Un tobogán gigante para amenizar las esperas en el aeropuerto

Las demoras en el aeropuerto de Singapur son más entretenidas que en otras partes del mundo. Una de sus terminales cuenta con un tobogán de 12 metros de altura (equivalente a cuatro pisos) y los que se atrevan a deslizarse en él pueden alcanzar una velocidad de seis metros por segundo, según afirman desde el propio aeropuerto. La atracción no está pensada solo para niños, sino también para jóvenes y adultos. De hecho, los que midan menos de 1,30 metros no pueden montar.

Un museo convertido en parque de atracciones

Un museo convertido en parque de atracciones

Más que un centro de arte, el St. Louis City Museum parece un parque infantil, aunque esté dirigido a personas de todas las edades. Líneas rectas y curvas se alternan en el diseño de este colorido museo estadounidense, cuyos elementos más llamativos son una serie de túneles marrones que atraviesan el edificio. La construcción no está solo para adornar: tanto niños como adultos se pueden tirar por los largos toboganes de este edificio de Misuri. 

Un descanso para los eruditos

Un descanso para los eruditos

Es bueno recordar los placeres infantiles y quizás por eso la Universidad Técnica de Munich instaló en 2012 dos largos toboganes en la Facultad de Matemáticas e Informática. Los túneles ocupan 4 pisos de largo y suponen una manera mucho más rápida de llegar al piso de abajo. De esta forma, los estudiantes abrumados por los trabajos de clase pueden entretenerse en una de estas rampas para descargar adrenalina. 

Una nueva forma de moverse

Una nueva forma de moverse

‘Vitra Slide Tower’ es una original estructura que el arquitecto Carsten Höller construyó en Weil am Rhein (Alemania). El artista cree que los toboganes pueden tener una función más allá del entretenimiento y los considera un medio de transporte, aunque en este caso haya optado por impresionar con su obra. De 30 metros de largo, esta atracción cuenta con una pequeña plataforma para admirar el paisaje, un tobogán circular y un reloj tan inclinado que resulta un poco difícil averiguar la hora. 

Una caída de casi 200 metros

Una caída de casi 200 metros

Höller cuenta con más de un tobogán en su currículum. En esta ocasión, los giros del túnel de la escultura ‘Arcelormittal Orbit’ son aún más pequeños, por lo que las curvas del conducto son muy cerradas y constantes. Diseñado para los más atrevidos, su altura es de 178 metros y, según una estimación de la empresa, se necesitarían 954 latas de refrescos apiladas una encima de la otra para llegar a la parte superior.

‘Happy Slide’ en China

‘Happy Slide’ en China

El centro comercial Printemps de Shanghái cuenta con unos túneles que transportan a los clientes del quinto al primer piso en tan solo 16 segundos. La velocidad de ‘Happy Slide’ (‘Tobogán Feliz’, en español), como se llama la atracción, es tanta que los pasajeros deben preocuparse por no golpearse con los codos e introducen las piernas en un saco para no dañarse las extremidades. De hecho, algunos ciudadanos del país asiático han mostrado su preocupación por la seguridad de los usuarios

Divertir para concienciar a la gente

Divertir para concienciar a la gente

Ni caminando, ni por escaleras mecánicas ni en ascensor: la manera más divertida de salir de una estación de tren es deslizándose por un tubo, como si fuéramos niños y estuviéramos en el parque. Al menos así lo pensó el arquitecto que remodeló esta estación de Utrecht, en los Países Bajos. Esta divertida solución se ideó para animar a más gente a coger el transporte público en lugar del coche. 

Cuando te da pereza bajar las escaleras de tu casa

Cuando te da pereza bajar las escaleras de tu casa

Algunas ciudades también esconden increíbles toboganes en los hogares de sus habitantes. Es el caso del que alberga este ático de Nueva York. Se trata de un tubo de acero inoxidable que en sus 24 metros de recorrido se desplaza a través de la vivienda, pasa al lado de las escaleras y se acerca a la habitación de invitados. Una apuesta segura para no aburrirse nunca dentro de casa

300 metros para remojarse en verano

300 metros para remojarse en verano

Slide The City’ es una atracción itinerante que, cuando llega el buen tiempo, se instala en diferentes ciudades. Se trata de un tobogán gigante de agua —nada menos que 300 metros— diseñado para refrescar a los habitantes de las zonas más calurosas de Estados Unidos. Se ha convertido en todo un fenómeno porque además, va acompañado de música en directo. ¿A quién no le gustaría deslizarse por este largo tobogán acuático si se instalara en la Gran Vía de Madrid?