Información sobre vivienda y economía

Londres no pierde apetito inversor pese al Brexit: un fondo chino paga 1.340 millones de euros por 'el rallador de queso'

Creative commons
Creative commons
Autor: Redacción

Entre las dudas y negociaciones para la salida del Reino Unido de la UE, los grandes fondos de inversión aprovechan su oportunidad. El fondo inmobiliario de Hong Kong, CC Land, ha comprado por 1.150 millones de libras, unos 1.340 millones de euros, el Leadenhall Building, el edificio más alto de la 'City' y el cuarto de Londres con 224 metros, más conocido como 'el rallador de queso'. Ha sido la segunda mayor compra de la historia de un inmueble en la capital británica.

El efecto Brexit, la pérdida de empresas y de inversión en el Reino Unido, no parece hacer mella en los fondos internacionales, al menos, desde que el pasado otoño comenzaran las negociaciones entre la UE y el Gobierno de Theresa May para empezar la desconexión.

Inversores del todo el mundo están aprovechando la debilidad de la libra para apostar por Londres. La última adquisición ha sido histórica. El fondo inmobiliario chino CC Land, con sede en Hong Kong ha pagado 1.150 millones de libras, unos 1.340 millones de euros, por el Leadenhall Building, más conocido como 'el rallador de queso', hasta ahora propiedad de British Land y Oxford Properties,el brazo inmobiliario del fondo de pensiones de Canadá.

Esta venta se convierte en la segunda más cara de la historia en Reino Unido desde 2014, cuando el fondo soberano de Qatar compró la torre de HSBC por 1.175 millones de libras.  

El edificio más conocido como 'Cheesegraterde' cuenta con 46 plantas y 224 metros, es el cuarto más alto de Londres y tiene una superficie aproximada de 56.390 m2 de oficinas y uso comercial. Diseñado por el estudio de arquitectura Roger Stirk + Partners genera unos ingresos anuales de 40,2 millones de libras.