Información sobre vivienda y economía

Marte en la Tierra: así son las ciudades que imitan al planeta rojo

Fuente: Dubai Media Office
Fuente: Dubai Media Office
Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Ser uno de los planetas del Sistema Solar con más posibilidades de ser conquistado por los humanos ha convertido a Marte en centro de atención. Recientemente, Elon Musk ha presentado su plan para colonizar el planeta rojo en los próximos años: pretende que la primera misión llegue a él en 2022. Sin embargo, hasta entonces, ya hay lugares en la Tierra que simulan cómo se viviría en ese planeta rocoso.

Cráteres, volcanes gigantes, profundos cañones o campos de dunas forman parte de algunos de los paisajes que replican las condiciones de Marte en América del Norte. Además, los gobiernos de China y Emiratos Árabes Unidos han anunciado la creación de nuevas ciudades en los próximos años donde se reproducirá también ese entorno. Así podrás fantasear con que eres Matt Damon en la película ‘The Martian’ aunque camines por la Tierra.

Objetivo Marte 2117: la ciudad árabe del planeta rojo

La nueva propuesta urbanística del gobierno de los Emiratos Árabes Unidos se enmarca en su estrategia de llegar al planeta rojo en 2117: pretende reproducir su hábitat en un espacio de 176.000 metros cuadrados, el mayor hasta el momento.

Con un presupuesto de 136 millones de dólares (115 millones de euros), el diseño elaborado por el arquitecto danés Bjarke Ingels contempla la creación de múltiples cúpulas conectadas que albergarán diferentes laboratorios. En ellas se estudiarán métodos de cultivo y se pondrán a prueba fórmulas de reutilización del agua para aprovechar al máximo los escasos recursos naturales del planeta. 

Fuente: Dubai Media Office
Fuente: Dubai Media Office

En cuanto a sus materiales de construcción, serán transparentes y reciclables y contarán con un sistema de bloqueo de radiación solar, ya que precisamente esa radiación es uno de los mayores obstáculos para la exploración de ese planeta.

Además de los espacios para el estudio y el alojamiento de los investigadores, esta futura ciudad acogerá un museo con paredes impresas en 3D de arena recogida del desierto de Dubái. Este lugar albergará los logros científicos más relevantes sobre el planeta e incluirá áreas educativas para involucrar al público y animar a los visitantes a ser los próximos habitantes de Marte.

Fuente: Dubai Media Office
Fuente: Dubai Media Office

Colonias 3D en el desierto de Mojave

La ‘startupMars City Design, fundada en Silicon Beach por la arquitecta Vera Mulyani, ha puesto en marcha un proyecto para crear estructuras aptas para la vida en Marte en el desierto de Mojave (Estados Unidos). Para ello, ha organizado un concurso y, entre todas las ideas, ha seleccionado varias propuestas que plantean desde la creación de un parque autosostenible e impreso en 3D que puede filtrar y reutilizar agua abundantemente, hasta la construcción de edificios en forma de colmenas y hechos de regolito, el polvo que cubre la superficie de Marte. 

Fuente: Mars City Design
Fuente: Mars City Design
Además, esta ciudad acogerá talleres educativos STEM (ciencia, tecnología, matemáticas e ingeniería por sus siglas en inglés), un centro de formación de astronautas y campamentos de verano para artistas que puedan encontrar la inspiración en este entorno.

Fuente: Mars City Design
Fuente: Mars City Design

No será la primera vez que el desierto de Mojave acoja un proyecto marciano. Sus condiciones orográficas ya han servido al equipo de la misión Mars Science Laboratory de la NASA para probar el vehículo robótico Curiosity, que llegó a Marte en agosto de 2012 para explorar la superficie del cuerpo celeste.

Marte en el desierto de Utah o en el Ártico

La prestigiosa organización Mars Society lleva desde 1998 estudiando el planeta rojo. Para ello, cuenta con dos asentamientos que simulan su entorno: uno localizado cerca de Hanksville, en una zona desértica de Utah y otro, más extremo, en la isla de Devon, perteneciente al archipiélago Ártico Canadiense.

El llamado Mars Desert Research Station (conocido por sus siglas MSRS) en el desierto de Utah está formado por tres estructuras. La principal, construida en 2001, es un habitáculo circular de 8 metros de diámetro que reproduce un cohete que podría posarse sobre el planeta rojo. Con capacidad para siete personas, su interior cuenta con dos plantas donde se distribuyen laboratorios y habitaciones para el descanso en unos 100 metros cuadrados de superficie.

El resto de estructuras son un observatorio espacial y un invernadero en forma de cúpula que alberga sistemas de cultivo convencionales e hidropónicos, es decir, que no necesitan tierra, sino solo agua y minerales. Estas construcciones están unidas al edificio principal a través de túneles.

Por lo general, sus habitantes son científicos y astronautas, aunque no son los únicos. Recientemente, ingenieros de IKEA se han interesado por vivir al estilo marciano con el objetivo de inspirarse para la creación de los muebles del futuro.

Fuente: Wikipedia
Fuente: Wikipedia

El otro asentamiento de Mars Society en pleno desierto ártico se conoce como Flashline Mars Artic Research Station (FMARS). Finalizado en el verano de 2000, consta de la misma estructura principal que su homólogo estadounidense, a la que, en ocasiones, añaden otros habitáculos inflables a su alrededor. Sus condiciones de vida son semejantes, aunque quien han estado en ambas asegura que el clima polar es mucho más duro.

La bóveda marciana de Hawái

La isla de Hawái es otro de los lugares con condiciones semejantes a Marte. En este caso, se instaló un pequeño refugio miniportátil con forma de bóveda de poco más de 110 metros cuadrados para acoger el proyecto de la Universidad de Hawái ‘Analogía y Simulación de la Exploración Espacial en Hawái’ (HI-Seas), financiado por la NASA.

Desde que se puso en marcha en 2013 ya se han completado varias misiones. Sus últimos seis habitantes han regresado a sus casas hace poco tras vivir durante ocho meses como si estuvieran en el planeta rojo. Esto suponía ducharse una vez al mes o recoger las heces de sus compañeros acumuladas en el inodoro.

Fuente: Hi-Seas
Fuente: Hi-Seas

Un campamento marciano para visitar en China

China también se quiere contar con su propia ciudad marciana. Para ello, planea construir un asentamiento valorado en 47 millones de euros en la provincia de Qinghai, en la parte oriental de la meseta tibetana, donde las formas geológicas, el paisaje natural y las condiciones climatológicas recuerdan a las de Marte.

Este proyecto, que se engloba dentro de su propio plan para conquistar el espacio, tendrá una doble funcionalidad: acogerá una base científica y de entrenamiento para astronautas chinos y dispondrá de un campamento abierto al público. Además de conocer más sobre el planeta, el objetivo es ofrecer a cualquier visitante la experiencia de viajar a Marte en la misma Tierra. Sin duda, es una buena forma de creer que vivimos en ese planeta mucho antes de que se consiga viajar hasta él.