Información sobre vivienda y economía

Estos son los países con más riesgo de sufrir una burbuja inmobiliaria (y España no es uno de ellos)

Autor: Redacción

El temor a sufrir una burbuja inmobiliaria está creciendo en todo el mundo desarrollado. La mejora económica y del empleo en las grandes economías está impulsando los precios de la vivienda, y son muchas voces las que alertan del peligro que se esté generando un boom internacional.

España es uno de los países en los que más están sonando las alarmas. Sin embargo, un estudio de Bloomberg asegura que el riesgo real de una burbuja es moderado. Al menos, si nos comparamos con países con otras grandes potencias.

Según su análisis económico, los países que están más expuestos al peligro de sufrir una corrección en los precios de la vivienda son Canadá y Nueva Zelanda, seguidos de Suecia, Noruega, Australia, Bélgica y Reino Unido. España, en cambio, está a mitad de la tabla, por detrás de Holanda, Dinamarca o Irlanda, pero por delante de Francia, Alemania, Italia, Portugal, EEUU, Japón o Corea. El peor dato que registramos es el de alquiler, mientras que en los préstamos para la compra de vivienda registramos uno de los resultados más positivos. 

¿Y cómo han llegado a estas conclusiones? Su estudio se basa en analizar varias variables, como la proporción del precio de la vivienda sobre los ingresos, las rentas del alquiler el precio real de la vivienda ajustado a la inflación o el peso que tiene el préstamo a los hogares para la compra de vivienda respecto al PIB de cada país. Y estos son los resultados a los que han llegado, teniendo en cuenta cómo está cada mercado inmobiliario cogiendo como referencia su evolución desde 2015, con base 100:

País Precio  vivienda-Alquiler Precio vivienda-Ingresos Precio vivienda real (ajustado a inflación) Préstamos sobre PIB (%)
Alemania 105.9 94 119.7 52.9
Australia 152.9 135.7 101.5 120.3
Austria 114.1 128 115.3 48.8
Bélgica 147.9 137.3 103.7 60.8
Canadá 195.9 155.3 124.1 100.7
Corea 105.6 58.3 100.5 97.7
Dinamarca 132.6 118.4 112.8 115.4
EEUU 110.8 98.4 116.1 76.3
España 125.3 120.7 117 58.9
Eurozona 109.8 108.6 109.3 57.7
Finlandia 116 95.7 101.2 66.4
Francia 130 119.9 105.4 60.1
Grecia 93.4 89.2 100.5 52.6
Holanda 121.8 128.1 121.9 102
Irlanda 127.2 112.6 127.6 43.2
Italia 86.4 92.5 95.5 40.3
Japón 85.5 76.6 108.5 58.1
Noruega 168.3 129.8 106.2 99.9
Nueva Zelanda 196.8 156.8 121.9 94
Portugal 99.2 101.3 131.8 66.9
Reino Unido 144.1 125 108.8 87.1
Suecia 172.8 145.7 109 88.6
Suiza 111 108.4 108.5 128.7

De hecho, los bancos centrales de todo el mundo están estudiando la puesta en marcha de nuevas medidas que permitan impulsar la economía y la inflación. EEUU ya se prepara para bajar los tipos de interés, mientras que el Banco Central Europeo (BCE) baraja la posibilidad de situar el precio del dinero en negativo, a pesar de las críticas de la banca. Recordemos que en la eurozona los tipos de interés llevan bajando desde 2011 y que se encuentran en los mínimos históricos del 0,0% desde primavera de 2016."Existe el riesgo de que una flexibilización monetaria pueda alimentar las burbujas de la vivienda. Si bien los bancos centrales están enfocados en evitar una desaceleración económica mundial, una política monetaria más flexible podría sembrar las semillas de la próxima crisis", explica el economista Niraj Shah, quien ha estado trabajando en la Reserva Federal de EEUU.A la vista de las cifras, Canadá y Nueva Zelanda muestran la situación más insostenible, con el precio de la vivienda respecto a los salarios y a las rentas del alquiler más elevado del planeta. También preocupan las cifras de Australia, Noruega, Suecia y Reino Unido, donde se están empezando a activar las alarmas. 

El guardián del euro, de hecho, ya ha dejado claro que está vigilando los mercados inmobiliarios de la región y, aunque ha evitado hablar de burbuja, sí que reconoce que existe sobrevaloración inmobiliaria. Por ejemplo, en ciudades y en activos concretos.

Los expertos como Shah temen que las próximas decisiones que puedan tomar los bancos centrales bloqueen las medidas que están tomando los Gobiernos de todo el mundo para hacer frente a la subida de los precios de la vivienda. En Canadá, por ejemplo, ha puesto en marcha un impuesto a los compradores extranjeros, mientras que en Nueva Zelanda directamente se han prohibido las operaciones por parte de compradores foráneos. 

El riesgo está sobre la mesa en un momento en el que los precios de las casas han vuelto a los niveles máximos que alcanzaron antes del estallido de la crisis financiera, según un índice que engloba a más de 50 economías.