Información sobre vivienda y economía

Dinamarca propone congelar el precio del alquiler durante 5 años a los compradores

El ministro de Transporte y Vivienda danés, Kaare Dybvad
El ministro de Transporte y Vivienda danés, Kaare Dybvad
Autor: Redacción

El Gobierno socialdemócrata danés ha llegado a un acuerdo con tres de sus socios de izquierdas y con el Partido Popular Danés, de extrema derecha, para congelar los precios de los alquileres en las grandes ciudades desde la compra de una vivienda. La propuesta inicial preveía un tiempo de espera de 10 años, pero al final la congelación de las rentas se ha reducido a cinco años.

El ministro de Transporte y Vivienda, kaare Dybvad, ha señalado en un comunicado de prensa que, tras varios meses de negociaciones, han llegado a un acuerdo para modificar la Ley que regula la vivienda en Dinamarca. De hecho, el día del anuncio del acuerdo Dybvad ha apuntado que “hoy es un buen día para os inquilinos y un mal día para los especuladores cortoplacistas”. El ministro tiene una batalla contra Blackstone y le culpa de la fuerte subida de los alquileres.

Este acuerdo implica la congelación durante cinco años del precio alquiler desde la compra y posterior renovación por parte de un comprador ya sea persona física o jurídica (con especial atención a Blackstone). Pero esta moratoria de cinco años no se aplica a aquella cooperativa de viviendas que se convierta en propietaria.

También contempla un incentivo eficiente: si se hacen mejoras en la vivienda de tal manera que tenga una mejor calificación energética, entonces se da por finalizada la moratoria de los cinco años.

Además, se ha establecido que el arrendador no puede subir la renta por encima del valor de mercado (en la práctica hasta un 10%). También se quiere prohibir que el propietario ofrezca dinero al inquilino para que se vaya del piso y rescindir el contrato de arrendamiento.

Por último, se aboga por crear una Junta de alquileres, para que aumente la transparencia en este mercado y corrobore que efectivamente el propietario ha rehabilitado el piso donde va a vivir el inquilino.

Este acuerdo se produce debido a que hay un problema con las viviendas antiguas de las grandes ciudades danesas, aquellas construidas antes de 1992. Según adelanta La Vanguardia, están reguladas por un sistema de rentas bajas, reguladas con un alquiler máximo que fija un organismo municipal, pero la ley permite aumentar el precio del alquiler en caso de llevar a cabo grandes reformas (inversiones de más de 37.000 euros por vivienda).

Esta cláusula legal ha animado a los fondos internacionales a comprar esos pisos, reformarlos y ponerlos en alquiler a un precio más elevado.