Información sobre vivienda y economía

El precio de la vivienda en Holanda sigue en escalada ante la escasez de oferta

Vista de Rotterdam / Gtres
Vista de Rotterdam / Gtres
Autor: Redacción

La falta de oferta de viviendas en el mercado residencial en Países Bajos está provocando un aumento inesperado del precio de las casas, según el análisis de varios bancos del país. Si 2020 cerró con un incremento medio del 7,8% interanual, solo en enero de 2021 el aumento ha alcanzado el 9,3%. Rabobank pronostica subidas medias del 8% para este año.

El mercado de la vivienda en Holanda se ha mantenido estable pese a la crisis del covid-19, pero cada vez se está notando más un descenso de la oferta de viviendas a la venta. Esto, unido a los bajos tipos de interés está haciendo que los precios de los inmuebles vuelvan a subir. “Para este año, pronosticamos un sólido crecimiento del precio de la vivienda del 8%", asegura el banco holandés Rabobank en uno de sus últimos informes.

En 2020, según los economistas de ING, el precio de la vivienda cerró con un incremento del 7,8% interanual, y solo enero ha subido un 9,3% frente al mismo mes de 2020, aún en periodo precovid, lo que supone su mayor aumento de precios de los últimos dos años. De hecho, las compraventas en el arranque de 2021 han crecido un 40%.

El Gobierno holandés ha tratado de facilitar el acceso a un hogar a los menores de 35 años con la supresión de las cargas impositivas por comprar su primera vivienda. Sin embargo, las previsiones de Rabobank son que las transacciones se reduzcan este 2021, pero debido a este incremento de los precios, por culpa de la falta de oferta. "Para 2021 esperamos una caída de las transacciones del -6,6% interanual, alrededor de 220.000 operaciones, que será aún mayor en 2022 (210.000 ventas). Esta reducción de las transacciones tiene que ver más con una escasez de oferta que con la caída de la demanda. A mediados de noviembre de 2020, solo había 37.000 viviendas de segunda mano que estaban a la venta. Nunca había habido tan pocas propiedades a la venta", aseguran desde Rabobank.

Según los analistas, la obra nueva no está siendo capaz de absorber el stock necesario de vivienda para mantener los precios estables, y todavía será escasa en 2021. Según las estimaciones de los constructores del país, alrededor de 18.000 proyectos han sufrido retrasos después de que los tribunales obligasen a constructores y agricultores holandeses a buscar fórmulas para reducir las emisiones de nitrógeno, al infringir las normas de la Unión Europea.

Para Rabobank, “si a mediados de 2020, el gobierno informó de que había una escasez de 331.000 viviendas, lo que equivale al 4,2% del parque total de viviendas, se espera que esta escasez aumente aún más en los próximos años por el crecimiento de la población, lo que a su vez impulsará la demanda respecto a la capacidad para construir nuevas viviendas. Se espera que la escasez en 2025 sea de 419.000 viviendas (5,1% del parque nacional)”.