Información sobre vivienda y economía

Los inversores gastaron 5.200 millones en comprar centros comerciales, locales, naves y oficinas en 2014

Autor: Redacción

El sector terciario ha sido el gran protagonista en materia de inversión durante 2014. Los inversores han gastado cerca de 5.200 millones de euros este año en adquirir activos retail, de oficinas e industriales. Un volumen de inversión comparable a los años anteriores a la crisis. Según datos de la JLL, este dato supone un crecimiento del 167% respecto a los 1.943 millones que se registraron en 2013.

Oficinas

Tal y como destaca la consultora inmobiliaria, las oficinas han sido protagonistas de algunas de las más importantes operaciones alcanzando un volumen de 2027 millones de euros, lo que equivale a un incremento de un 201% frente a los 672 millones de 2013. En concreto, en Madrid la inversión ha sido de 1.123 millones de euros, mientras que Barcelona ha alcanzado una inversión de 904 millones.

En cuanto a los actores del mercado, JLL destaca el papel ejercido por los inversores nacionales, que han representado cerca de un tercio del volumen total de inversión, fundamentalmente gracias a las Socimis, protagonistas de la mayor parte de las transacciones del sector. “Junto a productos puros de oficinas, este año han existido muchos procesos de venta de deuda, préstamos y corporate deals que no están incluidos dentro de estos volúmenes de inversión, pero que es probable continúen siendo representativos en 2015”, declaran desde la firma.

Retail

Las cifras alcanzadas en inversión del sector retail son comparables a las de los años anteriores a la crisis. De hecho, la cifra total de 2014, de prácticamente 2.700 millones de euros, se sitúa muy cerca de los 3.098 millones que se dieron en el año 2006 y supera ampliamente la cantidad de 2007 (1.862 millones) y supone un 56% más que la 2013 (1.190 millones).

Al desgranar esta cifra por tipos de inversión, se comprueba que Centros y Parques Comerciales han sido los grandes protagonistas, al representar el 80% del volumen total con 96 activos vendidos, lo cual supone más de 1.200.000 m2 de SBA. Le sigue la inversión en High Street, que con 439 millones representa el 17% del total y, por último, otros activos retail por 94 millones de euros (4%).

Por países, los datos demuestran que España ha sido el lugar de origen que más ha invertido en este mercado, con un tercio del volumen total (33%), seguido por EEUU (29%) y Francia (19%). De cara al próximo año, desde JLL se espera que la cifra de inversión se sitúe en porcentajes similares a los de 2014, y pronostica una cantidad en la órbita de los 2.500 millones de euros.

Industrial

Aunque a 15 de diciembre la inversión en inmuebles logísticos en España supera los 500 millones de euros, se prevé que cierre el año en torno a los 600 millones por primera vez desde 2008, gracias fundamentalmente a tres actores principales. Por un parte, Blackstone adquirió 437.000 m2, lo cual representa el 42% del total invertido durante al año. Asimismo, las Socimis incorporaron también más de 400.000 m2 a sus carteras, protagonizando el 30% de la inversión, seguidas por el papel ejercido por ProLogis, que supuso el 24% de la inversión logística.

Dentro de este mercado, las inversiones ya no se limitan a Madrid y Barcelona, si bien siguen siendo las dos ciudades preferidas por los inversores, pero ahora también se contemplan zonas como Sevilla, Valencia y Zaragoza, entre otras.

Asimismo, también ha sido clave para el sector el hecho de que a los inversores ya no les importe comprar activos con contratos de arrendamiento de corto plazo o con desocupación, puesto que confían en una pronta recuperación de las rentas en un plazo de 3 a 5 años.

Previsiones

De cara a las previsiones para 2015, JLL augura que las Socimis seguirán comprando aunque a un ritmo más pausado y de forma más selectiva, así como que ante la falta de grandes portfolios, aumentarán las operaciones de Sale & Lease back, la adquisición de proyectos en construcción (forward purchase) e, incluso, volverá la compra de suelo y la promoción de desarrollos a riesgo, sin inquilino.