Información sobre vivienda y economía

Hotel Sidorme Fuencarral 52, finalista a la ‘Mejor Rehabilitación’ en los Premios ASPRIMA-SIMA

Autor: Redacción

La rehabilitación del Hotel Sidorme Fuencarral 52 no ha sido fácil. Los más de 180 años de este edificio ‘anciano’ y su fachada protegida requirieron una intervención ‘quirúrgica’ que duró más de 10 meses y que incluyo la sustitución del 70% de los forjados, el 50% de los pilares y las cubiertas de madera. La enorme dificultad del proyecto le ha valido ser finalista a la ‘Mejor Rehabilitación’ en los Premios ASPRIMA-SIMA, organizados por la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA) y el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA). 

Junto a su fachada protegida construida en 1830, el Hotel Sidorme Fuencarral 52 conserva también las paredes originales, gracias a que se picó el revestimiento continuo de yeso existente con la finalidad de sacar a la luz el ladrillo, aplicándole un tratamiento específico que mostrara toda su estética original.

Además, con el objetivo de mantener al máximo los elementos originales, se han llevado a cabo tareas muy artesanales como la reconstrucción de la escalera central de forja o las contraventanas de madera, que por su valor artístico se han restaurado para volverse a colocar.

El reto al que se enfrentaron Renovak, empresa constructora especializada en la rehabilitación de edificios, y los arquitectos de SML Global Projects, Javier Lampreave y Natalia Meana, fue devolverle el esplendor original al edificio mediante esta intervención para transformarlo así en un moderno y confortable hotel con tecnología del siglo XXI. Ahora, totalmente rehabilitado, cuenta con 44 habitaciones amplias, funcionales, luminosas y con un cuidado diseño.