Información sobre vivienda y economía

El empresario Trinitario Casanova compra un edificio en Madrid para vendérselo al grupo extranjero Hines

Autor: Redacción

El empresario murciano Trinitario Casanova ha protagonizado una nueva operación inmobiliaria en el centro de Madrid. Ha comprado el edificio situado en el número 13 de la calle Preciados, una de las arterias comerciales de la capital.

Se trata de un inmueble con una superficie de 1.700 m2 distribuidos en varias plantas (sótano, planta baja y otras cuatro sobre rasante) y cuyo futuro pasa por reconvertirse en una 'flagship' y ser la tienda de referencia de alguna gran firma nacional o extranjera.

A pesar de que no ha trascendido el precio de la operación, en ella han participado la consultora Cushman & Wakefield y el despacho de abogados Pérez Llorca en calidad de asesor legal.

Pero lo curioso de la operación es que el inmueble ha estado muy poco tiempo en manos del empresario murciano: se lo ha vendido al grupo inmobiliario estadounidense Hines. Ésta no es la primera vez que el empresario y el fondo extranjero llegan a un acuerdo similar.

A principios del año pasado ya protagonizaron una transacción es esta línea. Casanova adquirió a Bankia una sucursal bancaria situada en el número 44 de Gran Vía por unos 20 millones de euros, mientras que apenas un mes después el inmueble pasó a manos de Hines por casi el doble: unos 39,5 millones de euros, según publicó El Confidencial. Actualmente la cadena Five Guys ocupa el edificio en régimen de arrendamiento.

Teniendo en cuenta que Trinitario logró unas importantes plusvalías en la operación de Gran Vía, todo apunta a que también ha logrado sacar jugo a la transacción de Preciados.

Apuesta por Madrid

El empresario murciano lleva unos meses muy activo en el mercado inmobiliario madrileño, especialmente en el centro de la ciudad. Meses después firmar la operación de Gran Vía, anunció un acuerdo con el grupo chino Wanda para comprar el famoso Edificio España. Wang Jianlin, dueño del conglomerado asiático, había adquirido en verano de 2014 a Banco Santander.

Tras las tiranteces que suscitó en el Ayuntamiento de Madrid el plan para renovación el edificio con el fin de crear viviendas de lujo, un hotel de lujo y un espacio comercial, el magnate decidió traspasar el inmueble al empresario murciano por 272 millones de euros, 7 millones por encima de lo que pagó Jianlin por él.

La compra y remodelación del Edificio España por parte del grupo Baraka, el brazo inversor de Casanova, está siendo una operación dilatada en el tiempo. A pesar de que el empresario ya ha desembolsado parte del importe de la compra, todavía está buscando nuevas fuentes de financiación que le permitan pagar la totalidad de la transacción. Para la reforma del inmueble contará con la colaboración de la cadena hotelera Riu, que financiará parte de las obras con la condición de explotar el hotel de cinco estrellas. Contará también con una parte comercial, pero no con las viviendas de lujo que inicialmente estaban previstas, y podría abrir sus puertas el próximo año.