Información sobre vivienda y economía

El ‘pelotazo’ inmobiliario de Bankia: vende una simple sucursal por más de 20 millones

Las oficinas vendidas por Bankia en Madrid
Autor: Redacción

Bankia ha encontrado en sus propias sucursales una fuente de ingresos extra. La entidad liderada por José Ignacio Goirigolzarri despidió el ejercicio 2015 con una operación inmobiliaria más que rentable.

En diciembre cerró la venta de la sucursal que tenía en el número 44 de la Gran Vía madrileña por 20 millones de euros.

Según publica la agencia Europa Press, el local tiene una superficie de poco más de 500 m2, repartidos en 325 m2 de planta baja, 167 m2 de sótano y otros 25 m2 en diversos cuartos de servicio.

Lo curioso de la operación es que se ha cerrado a un precio por m2 mucho más elevado de los que se firmaron en las compraventas de otros edificios muy próximos a la oficina.

Bankia, aproximadamente, ha sacado un precio por m2 cercano a los 39.000 euros por esta simple oficina, lo que supera en varias veces los pagados por el multimillonario Amancio Ortega, la aseguradora AXA o Wang Jianlin, el chino más rico del mundo, por inmuebles completos, más emblemáticos y situados en la misma Gran Vía.

Amancio Ortega, por ejemplo, pagó a principios del año pasado 400 millones de euros por el edificio situado en Gran Vía 32, que cuenta con una superficie de más de 36.000 m2 y tiene a Primark como inquilino. Esto significa que el fundador de Inditex pagó alrededor de 11.000 euros por m2 para hacerse con el inmueble.

El edifico en Gran Vía 32 comprado por Amancio Ortega

El precio por m2 que ha sacado Bankia por su sucursal también supera de largo el que pagó Wang Jianlin, el chino más rico del planeta, por el Edificio España. Este mítico inmueble, situado en Gran Vía 86, cuenta con unos 65.000 m2 de superficie, lo que significa que el magnate asiático pagó por él unos 4.000 euros/m2. Esto es, en torno a diez veces menos que el precio que ha sacado Bankia.

La fachada del Edifico España en Madrid

Las distancias se reducen en el caso de la aseguradora AXA, que adquirió a finales de 2014 el inmueble situado en Gran Vía 37 por unos 80 millones de euros. Este edificio, que actualmente alberga una tienda de la firma de moda H&M, tiene una superficie de unos 4.000 m2, lo que significa que la firma tuvo que pagar alrededor de 20.000 euros por cada m2. Aun siendo el ejemplo más elevado, este coste apenas representa la mitad de lo que ha sacado Bankia por su oficina.

Escasez de oferta y ubicación, las claves

Las razones que explican el elevado montante de la operación responden a varias razones. La primera de ellas, es que se sitúa en Gran Vía, una de las arterias comerciales de la capital y que tiene uno de los precios por m2 más alto de toda España según los cálculos de mercado. Además, los expertos llevan tiempo insistiendo en que la oferta de locales escasea en la zona, lo que permite tirar al alza los precios ya que apenas hay disponibilidad.

Por último, no debemos olvidar una máxima del mercado: cuanto mayor es el inmueble que se va a adquirir mayor margen de maniobra tenermos para negociar a la baja el precio final del m2. De hecho, el que compró AXA, ha sido el segundo más caro en proporción y el segundo más pequeño, mientras que el Edificio España ha sido el de mayor superficie y, por ende, el más barato en términos de precio por m2.