Información sobre vivienda y economía

El palacio de Correos de Viena, el último edificio histórico en convertirse en viviendas de lujo

El palacio ‘K.K. Telegrafen Centrale’ de Viena / Engel & Völkers
El palacio ‘K.K. Telegrafen Centrale’ de Viena / Engel & Völkers
Autor: Redacción

Muchas ciudades europeas están viendo cómo edificios históricos están siendo rehabilitados para convertirse en viviendas de lujo. El último en sumarse ha sido el palacio sede de Correos y Telégrafos de Austria, que forma parte del conjunto de la Börseplatz. Inmerso en un proceso de reconstrucción, el resultado dará 39 exclusivas viviendas en el centro de Viena.

Este edificio único se construyó en 1872 y fue el centro de comunicaciones del imperio austriaco. Con un estilo puramente renacentista, forma parte del conjunto histórico de la Börseplatz.

Está situado en el primer distrito de Viena, muy cerca al Ring, el Burgtheater y al Palacio Imperial de Hofburg, que luce una fachada coronada por una serie de figuras escultóricas en relieve que simbolizan la comunicación telegráfica.

Se espera que este espectacular edificio esté totalmente reformado a mediados de 2019 tras una minuciosa reconstrucción. Los pisos del cuarto y quinto pisos dispone de salas amplias que se restaurarán para transformarse en 'lofts imperiales', cada uno de ellos de hasta 510 m2 y con techos de hasta 7,5 metros de altura. La luz será indispensable para su singularidad, pues cuenta con ventanales de 27 metros de largo enmarcados en estuco.

Los áticos tendrán unas vistas inigualables a la ciudad. El techo de hierro del edificio recuerda a la Torre Eiffel de París y, pese a su céntrica ubicación, el palacio será un remanso de paz gracias al patio central que servirá de jardín urbano donde hay, incluso, una bodega.