Información sobre vivienda y economía

La Ingobernable no será finalmente un Museo Judío en Madrid

Edificio La Ingobernable
Edificio La Ingobernable

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de la ciudad, ha confirmado que el edificio Prado 30 – okupado en su momento por La Ingobernable- no se convertirá en el Museo Judío proyectado por la Fundación Hispanojudía. El ‘popular’ ha explicado que la organización no ha aportado “la documentación justificativa” y por eso se ha anulado la concesión a finales de junio, fecha límite para finalizar con esa burocracia.

“Archivamos el procedimiento. No podemos mantener esta decisión, es un edificio en un entorno privilegiado, pero tal y como anunciamos el proyecto, ahora no será posible porque no se ha podido aportar la documentación”, afirmó el alcalde este lunes durante un desayuno informativo organizado por Europa Press.

Ahora, el equipo de Gobierno Local buscará un nuevo proyecto relacionado con el ámbito cultural – compatible con el uso dotacional que tendrá también el activo-, aunque ahora mismo no es una prioridad para el Ayuntamiento de Madrid, según ha podido saber idealista/news.

La realidad es que este no es el primer contratiempo del consistorio con este edificio. A mediados de febrero, idealista/news publicó como la Fundación Hispanojudía pretendía derribar el inmueble para ganar un 25% de edificabilidad y como el Ayuntamiento de Madrid tuvo que rechazar esta petición.

En concreto, Luis Vidal, arquitecto encargado de la reforma de La Ingobernable, preguntó sobre la posibilidad de demoler por completo el inmueble para ganar así un 25%de edificabilidad La fundación Hispanojudia, que había obtenido la concesión de La Ingobernable durante los próximos 50 años, se encontró con la negativa del Ayuntamiento de Madrid. Lo cierto es que el activo tiene elementos protegidos y además es parte del proyecto que la ciudad ha presentado a la Unesco para ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

En las primeras conversaciones, Vidal solicitó derribar todo el acitvo. Una circunstancia que otorgaría a la fundación un 25% más de edificabilidad y que permitiría al arquitecto trabajar con más libertad. El Ayuntamiento de Madrid se negó a cumplir el deseo del encargado del proyecto, aunque el estado del inmueble después de la okupación es lamentable, según reconoció a idealista/news fuentes conocedoras de la situación.

Ahora, esta circunstancia ha pasado a un segundo plano porque la fundación ha perdido esta concesión y el equipo de Gobierno Local deberá de buscar un nuevo uso a este edificio.

La ingobernable, antigua casa de la UNED

Antes de ser okupada en mayo de 2017, el edificio bautizado como 'La Ingobernable' -por su ubicación en la calle Gobernador- fue una de las sedes de la UNED. En concreto hasta 2012, momento en el que el inmueble quedó vacío. Un año más tarde, el Gobierno de Ana Botella decidió ceder el activo a la Fundación Ambasz para la construcción de un museo de arte y arquitectura en el que se invertirían 10 millones de euros. Pero el proyecto nunca llegó a ser una realidad. 

El cambio de Ejecutivo Local del PP a Ahora Madrid, con Carmena de alcaldesa, fue una traba más para la Fundación Ambasz que comprobó cómo el 7 de mayo de 2017 el edificio que iba a morar gracias a una concesión de 75 años era 'okupado'. Una okupación que tuvo un coste para las arcas municipales: 1,4 millones de euros que recibió la fundación en concepto de indemnización. Durante los siguientes dos años el edificio ha vivido varios intentos de desalojo, pero la realidad es que este no llegó hasta noviembre del pasado ejercicio. Ahora, el futuro del edificio pasa por el museo hispanojudío, a pesar de haberlo relacionado con actividades sanitarias y educativas.