Información sobre vivienda y economía

La catalana MK Premium, nueva inquilina de Pontegadea en la Castellana de Madrid

Edificio del madrileño Paseo de la Castellana, 35
Edificio del madrileño Paseo de la Castellana, 35
Autor: Redacción

La sociedad inversora de Amancio Ortega, Pontegadea, ha alquilado a la catalana MK Premium la última planta de unos de sus edificios más majestuosos, situado en el número 35 del Paseo de la Castellana de Madrid. La empresa familiar, creada en 2012 y con 94 activos en cartera, está viviendo su mejor año y con esta nueva oficina en Madrid inicia su expansión.

La empresa familiar, gestionada por los hermanos Daniel y Sergio Leiva, ha firmado un contrato de alquiler en una planta de 324 m2 que dispone de una exclusiva terraza con impresionantes vistas a la ciudad. El interior se trata de un espacio blanco y diáfano con mobiliarios de alta calidad, donde mantienen la misma línea de imagen que sus oficinas de Rambla Cataluña en Barcelona.

El edificio donde se van a instalar se trata de uno de los más majestuosos de la cartera de Pontegadea. Cuenta con una superficie total de 17.459 m2. Es un edificio que combina homrigón con acristalado. Entre los vecinos que tendrá la empresa catalana están Caja Duero, Clínica Londres, el restaurante Luzi Bombón o la tecnológica Facebook.  El vehículo inversor de Ortega compró este inmueble en 2005 al fondo de inversión alemán Deka Immobilien.

Entre los planes de MK Premium, empresa dedicada a la inversión patrimonial y rehabilitar edificios históricos, está el de adquirir unos 50 edificios en este ejercicio, algo que no ven como imposible. Durante el primer semestre de 2017 ampliaron su cartera con 26 inmuebles más, lo que supuso un crecimiento del 136% de su facturación respecto al mismo periodo del año pasado, al alcanzar la cifra de 14,4 millones de euros y un beneficio de 1,7 millones de euros. En 2016, en cambio obtuvieron 700.000 euros menos y 200.000 euros menos de beneficio.

Entre las últimas compras realizadas, destaca la adquisición de dos inmuebles en la calle Gayarre del barrio de Sants, donde han invertido 1,5 millones de euros.