Información sobre vivienda y economía

Solvia cierra el círculo: la sede histórica de CAM en Valencia se transformará en hotel de lujo

Foto: Wikipedia
Foto: Wikipedia
Autor: Redacción

De la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) a la sede de Solvia en Valencia y, de ahí, a hotel de lujo. El inmueble ubicado en el número 22 de la calle Pascual y Genís de Valencia reabrirá, finalmente, reconvertido en hotel de lujo. Además, Solvia, que precisamente ocupó el edificio hasta finales de 2013, ha sido la encargada de intermediar la operación.

El fondo de pensiones de los trabajadores de la antigua caja, que es el propietario del activo, se lo ha alquilado a la compañía valenciana Join Contract por un periodo que puede alcanzar los 30 años de duración.

El edificio ha permanecido sin actividad durante cuatro años y medio, desde que Solvia decidió hacer las maletas y trasladar su sede a la Ciudad Gran Turia. El inmueble cuenta con una superficie de más de 4.500 m2 repartidos en nueve plantas. Cada nivel cuenta con entre 530 m2 y 580 m2.

Ahora, el inmueble pasará a estar ocupado por la empresa valenciana Join Contract, proveedor de la cadena NH Melià, si bien de momento se desconocen más detalle de la operación. Según fuentes del mercado, la compañía estaría estudiando qué uso dar a los bajos del edificio. Una de las opciones es abrir un restaurante para el hotel o dedicarlo a uso comercial.

Join Contract está formada por empresarios valencianos del sector hotelero, aunque un 25% del capital está en manos de extranjeros. Además, en el equipo directivo también figura Guillermo Stuyck, ex directivo de NAU y ex portavoz en la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC).

El de la sede histórica de la CAM no es el primer acuerdo de este tipo que firma el grupo. Hace un año y medio, la compañía también firmó un contrato para convertir en un hotel de lujo la antigua sede de la Conselleria de Industria de la calle Colón, uno de los principales ejes comerciales de Valencia.

En este caso, la firma llegó finalmente a un acuerdo para el subarrendamiento del edificio de la Generalitat, que desde 2013 lo tiene alquilado la cadena de moda Bershka (propiedad de Inditex) por 1,2 millones de euros al año.