Información sobre vivienda y economía

Deutsche Bank compra un complejo de oficinas ‘llave en mano’ en el 22@ de Barcelona por 90 millones

Más operaciones inmobiliarias que se firman entre la crisis del covid-19 y la 'nueva normalidad'

Más operaciones inmobiliarias que se firman entre la crisis del covid-19 y la ‘nueva normalidad’. DWS, firma inmobiliaria controlada por Deutsche Bank, ha comprado un complejo de oficinas ‘llave en mano’ en el distrito del 22@ de Barcelona a Actual Capital Advisors por una cifra cercana a los 90 millones de euros, tal y como han confirmado fuentes de la operación a idealista/news. Este proyecto de oficinas (que también lleva anexo un hotel) se está levantando en los suelos de la antigua fábrica de helados de Frigo, que la firma catalana Farggi adquirió en 2008.

Tras la operación, DWS sumará a su cartera en España dos edificios de oficinas con una superficie de 22.900 m2. El proyecto, bautizado como Urban Bcn 22@ Offices & Hotel ha sido diseñado por el estudio de arquitectura QID Studio Arquitectes, y está ubicado en la intersección de calle Perú y calle de Bilbao.

La construcción consta de diferentes edificaciones ligadas estrechamente al espacio público, que en planta baja se conecta todo el ámbito de actuación. El conjunto está formado por un edificio de oficinas con una configuración de dos volúmenes unidos, diseñados según criterios de sostenibilidad, eficiencia energética y bienestar. El volumen de mayor altura del conjunto pertenece al hotel situado en la Calle Perú.

El fondo inmobiliario Actual Capital Advisors, antigua Espais de Lluís Casamitjana, cerró la compra de la antigua fábrica de helados de Frigo en Barcelona por 25 millones de euros en 2017, cuando la multinacional Unilever planeaba desmantelarla. El fondo, con sede en Barcelona, es el heredero de la inmobiliaria catalana Espais, que en 2011 dejó de operar como tal después de ceder a la banca acreedora la mayoría de sus activos inmobiliarios a cambio de recortar sensiblemente sus deudas.

Con esta compra, DWS se posiciona como uno de los protagonistas del mercado inmobiliario en España en plena pandemia, ya que además de comprar este proyecto en plena crisis del coronavirus también ha sellado la venta de dos complejos de oficinas en Valencia y Sevilla al grupo Mazabi por unos 70 millones de euros.

DWS Real Estate Iberia, que está capitaneada por Daniel Gálvez cuenta con una cartera de cerca de 2.000 millones de euros, lo que le convierte en uno de los actores principales del sector inmobiliario en España y Portugal. Se distribuye en oficinas, naves logísticas y nueve centros comerciales.

La gestora, con presencia en la Península Ibérica desde los años 90, tiene el foco de inversión en la adquisición de activos en las principales ciudades y en las mejores ubicaciones, con Madrid, Barcelona y Lisboa como referencias.

Según explicó Gálvez en una entrevista con El Economista, la firma cuenta "con mucha liquidez en todos sus fondos", lo que le confiere "mucha capacidad para comprar".  Pese a la crisis del covid-19 que ha azotado a todo el mundo, el responsable de DWS asegura que siguen interesados en seguir invirtiendo en el inmobiliario español, con el residencial y el negocio logístico en la diana.