Información sobre vivienda y economía

Algatectura, edificios a base de algas: el fondo del mar conquista las ciudades

Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

La arquitectura cada vez es más verde. Y en esta ocasión no lo decimos en sentido metafórico. Los 'protistas fotótrofos', más conocidos por la mayoría de mortales como algas, dejarán de habitar exclusivamente en los vastos océanos, viajarán hasta la superficie y en un futuro vivirán muy cerca de nosotros, en nuestras ciudades. Si estás entre los que siente cierta repugnancia ante la textura de estos organismos marinos, no te alarmes: no vas a tener que tocarlos. Solo admirarás sus fascinantes propiedades. 

En el proyecto 'Urban Algae Canopy', el estudio londinense eCologicStudio ha realizado una primera estructura, similar a una tienda de campaña, en la que las algas son las dueñas y protagonistas. Protegidas por tres capas de revestimiento ETFE (un polímero termoplástico muy resistente al calor), estas algas se cultivan controladas por un sistema electrónico. Las tonalidades de color, la transparencia e incluso la forma se modifican en esta singular instalación.  

 

Marco Poletto, creador junto con Claudia Pasquero de ecoLogicStudio, nos explica que los flujos de energía, agua y CO2 están regulados. Por ejemplo, si el sol brilla intensamente, las algas comienzan a hacer la fotosíntesis, crecen y provocan que la transparencia de la instalación varíe en poco tiempo. Recordemos que las algas son las plantas de crecimiento más rápido en el mundo

"En cualquier momento y en cualquier lugar la transparencia, el color y la cubierta se modificarán según el clima, las propias microalgas, la actuación de los visitantes y los sistemas de control digital a través de electroválvulas", nos explica Poletto. De momento, ya han presentado un primer proyecto a escala real en el marco de la EXPO Milán 2015 para que los más curiosos pudieran contemplar esta estructura viviente. 

Si te ha gustado la idea y estás pensando ya cómo montarte tu propio refugio de organismos acuáticos para fantasear con que eres el pez payaso de Buscando a Nemo, no te va a ser nada fácil. El bricolaje de algas está poco avanzado. El estudio londinense eCologicStudio lleva seis años trabajando en el terreno de la arquitectura biodigital, intentando fusionar diseño y naturaleza. 

 

"La arquitectura biodigital contribuirá a crear una nueva forma de revolución industrial que conseguirá la convergencia entre el ámbito digital y las biotecnologías. Será la pieza clave de una futura biociudad, un organismo Urbano que será capaz de evolucionar con la biosfera natural", nos explica el arquitecto Marco Poletto.

Si esta idea te suena demasiado bucólica o zen en exceso, tienes que saber que 'Urban Algae Canopy' no es solamente un proyecto que impresione visualmente. Este festín de algas puede ayudar a la mejora del medio ambiente. 

Según nos explica Poletto, las algas son 10 veces más eficientes energéticamente que los árboles: 700 metros cuadrados de la cubierta de microalgas que han desarrollado producen más oxígeno que el equivalente a cuatro hectáreas de bosque. A esto hay que sumar la producción de 150 kilos de biomasa al día, de los que el  60% proviene de proteínas vegetales naturales. 

Los creadores de 'Urban Algae Canopy' quieren conseguir colaboradores e inversores para consolidar el proyecto y desarrollar otras instalaciones más amplias utilizando su sistema Marino-tecnológico. Pero, ¿Hasta dónde pueden llegar las algas cuando se unen al diseño Urbano? ¿Cambiaremos el 'pladur' por los organismos acuáticos y además nos ahorraremos la pintura? ¿El 'skyline' de las ciudades parecerá una masa viscosa en el futuro? 

Marco Poletto nos explica que por el momento los edificios de grandes dimensiones, como los techos de grandes aeropuertos o centros comerciales, son los mejores lugares para implantar esta tecnología. 

"Este proyecto puede ser parte de una nueva era verde tanto de plantas generadoras de energía, como de incineradoras de residuos y otras industrias contaminantes que necesitan remetabolizarse". De esta forma, Poletto considera que los grandes edificios e industrias son los primeros que podrían estar interesados en generar energía colocando este sistema de algas sobre las cabezas de sus empleados. 

No es el único proyecto de integración desarrollado por este centro de diseño que se aleja de cualquier convencionalismo. Las columnas de algas que crecen a través de un fotobiorreactor, con el fin de renovar el concepto estático de los tradicionales pilares, son otra de las creaciones de estos arquitectos. 

 

Este estudio no es el único que está investigando las potencialidades energéticas de las algas en el ámbito Urbano. El año pasado ya se inauguró en Alemania el primer edificio con fachada biorreactiva que emplea microalgas para generar calor durante los meses de invierno y para dar sombra en verano. Un sistema efectivo pero, al menos por el momento, con un elevado coste: 5 millones de euros. 

Desde ecoLogicStudio piensan que es el momento de superar la separación entre tecnología y naturaleza que ha caracterizado a la que denominan como 'edad mecánica'. Vamos, que lo de construir edificios de hormigón está muy pasado de moda. En la posmodernidad las fronteras se diluyen. Y la separación entre la ciudad y la madre naturaleza, también.