Información sobre vivienda y economía

¿Serán las ciudades del futuro como las imaginamos cuando vimos Blade Runner?

Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Cuando nos hemos pasado más de treinta minutos en un atasco, todos experimentamos un deseo irracional: las ganas de volar. Ridley Scott pensó lo mismo y en la mítica  'Blade Runner' diseñó coches voladores. El año 2019 está cada vez más cerca, y no parece que este director haya acertado con esa predicción (ni tampoco con la de los replicantes). Eso sí, hay que reconocer que la ciudad de Los Ángeles que creó se asemeja visualmente a Tokio,  Hong Kong o Shanghái. 

A los arquitectos, artistas, diseñadores y cineastas les encanta utilizar de vez en cuando la bola de cristal para imaginarse las ciudades del futuro. En Reino Unido también se están preguntando cómo serán sus ciudades dentro de 50 años, cuando su población haya aumentado significativamente, y la Oficina del Gobierno para la Ciencia ha iniciado un proyecto para evaluar la futura sostenibilidad de sus localidades. 

Dentro de este proyecto, profesores de la Universidad Lancaster y de Hertfordshire han realizado una investigación, 'Una Historia Visual del futuro', en la que han recogido decenas de las visiones de los últimos cien años que elucubran sobre un porvenir cercano. Las han agrupado en distintas categorías: la ciudad regulada que integra aspectos del mundo rural, la flexible  que se adapta a los cambios o la urbe más informal. La mayoría de ellas se han quedado en la imaginación de sus artistas, pero han influido de una forma u otra en la arquitectura actual. 

Fotografía: Studio Lindfors

 

Muchos arquitectos proponen un modelo de ciudad más verde que el monótono 'skyline' que solemos padecer en las grandes ciudades. La ecología se ha puesto de moda en los últimos años y ha llegado  a la arquitectura. "El paradigma de la Ciudad Jardín es uno de los que siempre se mantiene reemergente con un 'remix' diferente cada vez", ha explicado Nick Dunn, uno de los autores de este estudio.

Otro de los modelos de ciudad más recurrentes es el que Dunn denomina 'urbanismo basado en la calle': arquitectos que se han centrado en los barrios, en los ciudadanos que camina por las calles y se han olvidado de los impersonales edificios. Ya en 1943, el arquitecto Patrick Abercrombie trabajó para crear un plan de urbanismo en la capital londinense en la que se estableció como matriz la comunidad, con el fin de mezclar grupos étnicos y demográficos. El propio plano, que nos recuerda a las inquietas células que habitan en nuestro cuerpo, nos muestra ya el deseo de que Londres cobrara vida. 

Fotografía: Patrick Abercrombie

 

Las imágenes recogidas por estos investigadores (incluyendo el universo de 'Blade Runner', además del creado por películas como 'Metrópolis' o 'La naranja mecánica')  pueden contemplarse en una exposición que acaba de abrir sus puertas en el Real Instituto de Arquitectos Británicos (RIBA) en Londres para crear un retrato visual de los retos a los que se enfrentan las ciudades en las próximas décadas. 

Los sueños son de todo tipo: desde las tranquilas y verdes utopías hasta las megaconstrucciones que tanto gustan a las ciudades para sacar pecho. Un buen ejemplo es este reciente y original diseño de un estudio de Nueva York para la ciudad coreana de Sejong, en el que un enorme parque constituye el techo que organiza el resto de la urbe. 

Fotografía: Efrain Mendez

 

La subida del nivel del mar es otro de los problemas que acechará a las ciudades en los próximos años y el arquitecto alemán Wolf Hilbert creó en 1978 Autopia Ampere, una ciudad que crecería en el mar a partir de arrecifes de coral. 40 años después, el estudio Bild Architecture ha propuesto otro modelo de ciudad por si el agua llega a anegar Melbourne: la formada por 'superbloques'. 

La 'ciberciudad' es otro de los modelos más retratados en los últimos años. En 1969, Paolo Soleri visualizó una ciudad anti-consumista diseñada para una población de 520.000 habitantes pero que ocupa muy poco terreno. ¿La fórmula? Crear edificios de 1.050 metros de altitud.  

Fotografía: Newton Fallis

Las urbes ya no necesitan crecer a lo ancho sino a lo alto y cada edificio tendría su propia estructura: abajo las residencias, unos cuantos jardines a media altura y en la cima colegios, teatros o bibliotecas. Puede que la idea no sea tan descabellada: al fin y al cabo, muchas ciudades chinas ya crecen a lo alto. 

Algunas de las ciudades creadas por estos diseñadores, más que inspirar a algunas ciudades reales, parecen haber estimulado a los mismísimos creadores de 'Juego de Tronos': la 'intro' de los siete reinos se parece sospechosamente a este diseño, 'Terreform', que data de unos meses antes del estreno de la popular serie. 

Fotografía: Bild Architecture

 

Estos investigadores han querido dar importancia a los últimos modelos de ciudad e incluso los videojuegos tienen cabida en este estudio: Minecraft y sus bloques en 3D también pueden ser inspiración y al mismo tiempo reflejo de algunas ciudades. 

Fotografía: Cosanti Foundation

 

"Creo que la idea, en realidad, es sembrar la semilla en la mente del público general para que pueden ser codiseñadores de su futuro. El hecho de que no tengan simplemente que recibir algo que les ha concedido un arquitecto en las alturas", defiende Nick Dunn, uno de los autores de la investigación sobre las ciudades del futuro. Nosotros también creamos la ciudad con nuestros movimientos, ya sea desde Minecraft o desde nuestro coche formando los terribles atascos de hora punta.

Fotografía: Terreform 1