Información sobre vivienda y economía

¿El fin de los albañiles? Los edificios del futuro se construirán solos gracias a la arquitectura 4D

Creative commons
Creative commons
Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Si piensas que por imprimirte tu chalet en 3D o por convertir tu casa en un hogar inteligente ya eres el mejor 'manitas' de la tecnología doméstica y puedes fardar ante aquellos que aún siguen viviendo en un edificio de ladrillos sin calefacción, la nueva arquitectura 4D va a bajarte los humos rápidamente.

Skylar Tibbits, arquitecto, diseñador e investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), ha sido pionero en la utilización de las cuatro dimensiones para la creación de nuevos materiales que se autoensamblan. Si desde la educación primaria te han enseñado como verdad inamovible que 'x,y,z' eran las tres dimensiones que gobernaban el universo, a Tibbits se le ha ocurrido añadir otra más: el tiempo. 

"Estamos proponiendo que la cuarta dimensión sea el tiempo y que con su paso los objetos se transformen y adapten", ha explicado Tibbits. Ya han logrado programar materiales inteligentes, principalmente utilizando plásticos, capaces de absorber el agua y utilizarla como fuente de energía para modificarse por sí mismos. El calor, la vibración y los sonidos también podrán utilizarse para que los materiales comiencen a tener vida propia. 

Aunque esta tecnología puede sonarte excesivamente futurista, en realidad el propio concepto de las cuatro dimensiones se inspira en la naturaleza, en la capacidad que tenemos los seres vivos de responder a las condiciones externas. Al igual que nuestro organismo se autorregula, una tubería también será capaz de modificar su diámetro en función de si lleva mayor o menor cantidad de agua. 

Y si se trata de materiales en 4D, ¿Significa que tendremos que reservar un hueco en nuestro piso de 60 metros cuadrados para albergar tres tipos de impresora, la de los anticuados folios, la de los cubos de Rubbick y la de estos nuevos y revolucionarios materiales?

Shelly Linor, directora global de educación de Stratasys, la empresa encargada de imprimir esos materiales inteligentes, ha explicado a idealista news que en realidad están utilizando impresoras 3D. Eso sí, no imprimen directamente una determinada forma, sino un material dividido en finas capas que se unen posteriormente para componer un objeto, por ejemplo, un cubo

Creative commons
Creative commons
 

Un singular procedimiento que podrá aplicarse a casi todo lo que nos rodea en nuestra vida diaria. De momento, desde Stratasys nos confirman que los productos médicos y de consumo son sus objetivos a corto plazo. Las piezas de bicicletas, coches o muebles serán capaces de ensamblarse por sí mismas en un futuro¿Supondrá el fin del montaje de muebles de Ikea, una apasionante tarea en la que empleamos horas para tratar de descifrar el manual básico de instrucciones? ¿Será capaz una estantería de unir sus órganos vitales por sí misma?
 
El equipo del MIT no es el único que está investigando en las cuatro dimensiones. El Ejército de Estados Unidos también está interesado en este proyecto. De hecho, ha encargado un proyecto a las Universidades de Pittsburgh, Harvard e Illionis para que desarrollen esta tecnología. Si te estás preguntando por qué los militares están interesados en construir un octógono, has de pensar más allá. Una de las aplicaciones que quieren desarrollar puede venirles muy bien: uniformes de soldado que se camuflen en diferentes escenarios cual capa de invisibilidad.
 
Creative commons
Creative commons
  
 
Además de ahorrar mucho tiempo de montaje, Skylar Tibbits defiende que esta tecnología podría servir para construir estructuras más resistentes y más ligeras al mismo tiempo, capaces de adaptarse al ambiente que las rodea.  "Creo que pronto nuestros edificios y máquinas se unirán, copiarán y repararán por sí mismos", asegura Tibbits. Esta tecnología permitirá que los edificios reprogramen su forma, sus materiales y hasta sus funcionalidades. 

 

La innovadora tecnología del 4D supondrán importantes innovaciones en el sector de la construcción. Pero habrá que esperar unos años. Según nos cuenta Shelly Linor, la directora de educación global de Stratasys, de momento la impresión 4D a gran escala es "una aproximación conceptual", aunque defiende que "en la teoría, es posible que los edificios vayan a construirse por sí mismos".  

Aunque Linor nos explica que aún es difícil dar una fecha exacta del lanzamiento del primer edificio autoconstruido,  esta tecnología "va a suponer una revolución en la arquitectura"

Shelly Linor nos cuenta que su siguiente reto será trabajar con Tibbits para crear todo tipo de materiales que reaccionen a varios estímulos para que sean completamente dinámicos. "Necesitamos trabajar en las propiedades mecánicas de los materiales y realizar algunos ajustes de hardware y software", nos explica. 

Desde el principio de su investigación, Skylar Tibbits señaló que su objetivo principal era dar vida a los materiales. Esperemos que el hormigón, el vidrio, el poliuretano y el yeso vivan felices y coman perdices en nuestro hogar muy pronto.