Información sobre vivienda y economía

Los criterios que utiliza el tasador para valorar la vivienda

Autor: Redacción

A la hora de solicitar una hipoteca para comprar una vivienda es necesario contratar la tasación de la propiedad para que el banco sepa el porcentaje de financiación que concederá en función del valor determinado por el tasador. Este profesional se fija en la ubicación del inmueble, su orientación, las dotaciones públicas o también en algunos factores negativos como ambientales, de contaminación o la población marginal del entorno.

Carlos Arnáiz, arquitecto y tasador de Sociedad de Tasación, adelanta los factores a tener en cuenta a la hora de hacer una tasación:

  • Estado del edificio: si el edificio está rehabilitado o no influye a la hora de valorar la vivienda. El tasador también se fija en si el edificio ha pasado la Inspección Técnica de los Edificios (ITE) y en el aspecto exterior: balcones, fachada, etc. “hay fachadas maravillosas que luego esconden pisos que no merecen la pena o al revés”, señala Arnáiz.
  • Ubicación de la vivienda: es esencial para vender o comprar una vivienda. Si la casa está ubicada en una buena zona se reflejará en la tasación y tendrá más posibilidades de venderse. “Si la casa está en una zona de bares sabrás que habrá más movimiento nocturno aunque esté bien aislada pero en verano al abrir los balcones entrará el ruido” recuerda Arnáiz. 
  • Superficie: es importante este factor aunque no todos los metros cuadrados valen lo mismo, pues depende de si está reformado, bien conservado o si la distribución es buena o no.
  • Iluminación: la orientación de la vivienda es muy importante. No es lo mismo que el piso esté orientado al sur, al norte o al levante. Un piso con mucha luz natural tendrá una mejor valoración que un piso que no la tenga y lo mismo ocurre si tiene buenas vistas.
  • Distribución: el tasador mira que la vivienda tenga una distribución razonable o al uso para lo que demanda el mercado o no. “A veces tienes pisos grandes y buenos per con pasillos muy largos o estancias ciegas, es decir, con poco atractivo por su distribución”, comenta Arnáiz.
  • Ascensor y buenas ventanas: cada vez es más frecuente que los pisos tengan las ventanas de climalit, con lo que esto gana enteros a la hora de querer vender una vivienda. Que el edificio cuente con ascensor también es un aspecto a tener en cuenta por el tasador.

Pero también hay factores negativos, tal y como destaca el diario ABC: son los factores ambientales, de contaminación, población marginal, etc.