Información sobre vivienda y economía
Gtres
Gtres

La guía definitiva para comprar una vivienda de segunda mano (sin meter la pata)

Autor: equipo

Los últimos meses del año concentran un aumento significativo del número de compraventas de viviendas. Aunque la aparición de Internet ha simplificado mucho el proceso de toma de decisiones en los últimos 15 años, miles de ciudadanos barruntan si tomar la decisión financiera más importante de sus vidas.

Para ayudar a todos los que tienen esa posibilidad en mente, idealista ha elaborado esta lista de consejos básicos:

El proceso de búsqueda

Si estás pensando en comprar una vivienda, tu primera opción debe ser siempre acudir a Internet. En estos momentos el 100% de la oferta se encuentra en las principales plataformas.

Utiliza el sentido común cuando te encuentres con viviendas espectaculares a precios ridículos. Sobre todo nunca adelantes dinero.

Si cuentas con un Smartphone, apps como la de idealista te serán de gran ayuda, ya que podrás ver anuncios mientras paseas por la zona que te interesa, contactar con los propietarios e incluso visitar las viviendas.

Hablando de dinero

Ponerte en manos de un profesional inmobiliario es una grandísima idea. Los profesionales son quienes conocen al detalle cada mercado y los que tienen mejores armas para obtener el precio más competitivo y no hacerte perder tiempo. Además, serán una ayuda inestimable a la hora de realizar todo el papeleo y para seguir todo el proceso administrativo sin sobresaltos.

Antes de nada te recomendamos acudir a un banco, o a un bróker hipotecario (como idealista hipotecas), para conocer qué hipoteca te pueden conceder de acuerdo a tu sueldo y posibilidades. Te en cuenta que los tipos ahora están bajos, pero sin duda volverán a subir. Asegúrate de que podrás pagar la cuota con el 30% de tu sueldo.

Para saber si el precio que pide el propietario está o no ajustado a la realidad busca pisos parecidos en el entorno y compara. Los informes de evolución de precios de los portales inmobiliarios también te ayudarán.

Si la vivienda te encaja, es conveniente pedir una tasación previa. Los bancos sólo te prestarán el 80% de ese valor, por lo que te puede ayudar a no perder tiempo. Además, te ayudará en la negociación del precio final con el propietario.

En algunas zonas la demanda está más fuerte que en otras, por lo que la disposición de los propietarios a negociar los precios también varía. Haz un estudio de en qué situación te encuentras, pero como norma general conviene perder la timidez y ser proactivo presentando ofertas.

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail