Información sobre vivienda y economía

Sabadell vende por 30 millones uno de los fiascos que dejó el boom inmobiliario en Valencia

Autor: Redacción

La antigua Ciudad Ros Casares ya no está en el balance de Sabadell. La entidad ha decidido traspasar en bloque el complejo inmobiliario, uno de los proyectos fallidos del sector que provocó el estallido de la burbuja en Valencia, por unos 30 millones de euros.

El complejo, rebautizado como Ciudad Gran Turia y situado en el polígono industrial de Vara de Quart (Valencia), está compuesto por 14 edificios y 80.000 m2 de lofts y oficinas y fue promovido por Ros Casares y la extinguida CAM hace más de una década con una inversión cercana a 220 millones de euros según publica el diario Expansión.

Fuente: Solvia

El complejo Ciudad Gran Turia en Valencia

Con Ros Casares y la Caja de Ahorros del Mediterráneo en quiebra, la Ciudad Gran Turia pasó en 2013 a manos de Sabadell, entidad en la que también se integró la CAM y a la que le ha sido imposible colocar en el mercado las viviendas y las oficinas vacías desde entonces. La edición local de ABC asegura que todavía hay disponibles 500 lofts y oficinas en el complejo de los 700 inmuebles que se construyeron.

El destinatario de todos estos activos es el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), organismo que tuvo que asumir durante diez años la mayoría de las pérdidas de los activos problemáticos que tenía la caja alicantina en cartera y que rondaban los 25.000 millones de euros (en este caso asume el 80% de las pérdidas de casa piso).

No obstante, la comercialización de los inmuebles seguirá estando a cargo de Solvia, que intentará vender los lofts por un precio de entre 50.000 y 70.000 euros según cálculos de mercado.

Fuente: Solvia

Fuente: Solvia

Fuente: Solvia

Pisos del complejo Ciudad Gran Turia

Sin demanda particular ni profesional

Según el diario Valenciaplaza.com, la decisión de que sea el Fondo de Garantía de Depósitos responde al escaso éxito que ha tenido el complejo tanto en compradores particulares como profesionales. Hace dos años, sin ir más lejos, Solvia lanzó una promoción para intentar vender viviendas por 50.000 euros que apenas cuajó.

Desde entonces, según los datos de Solvia, se han comercializado 167 lofts de los 648 que quería traspasar y un local de los 20 existentes. También se han vendido 152 garajes y 130 trasteros, mientras que están alquilados otros 10 lofts y 27 oficinas.

Tampoco ha llegado a buen puerto la negociación que ha mantenido con fondos de inversión asiáticos que mostraron interés por el complejo pero con los que finalmente no culminó la operación de compraventa.