Información sobre vivienda y economía

"Las viviendas sin vender en zonas marginales terminarán siendo abandonadas", según Solvia

Los números negros comienzan a invadir el mercado inmobiliario tras años de crisis. Uno de los factores que más ha lastrado y lo sigue haciendo al sector es el existente elevado stock de vivienda nueva pero por quinto año consecutivo se ha reducido hasta situarse en 535.734 unidades. No obstante, una parte de este excedente de viviendas sin vender probablemente terminará siendo abandonada, tal y como asegura Solvia. La filial inmobiliaria de Banco Sabadell estima que una parte del stock difícilmente se venderá por la falta de demanda. 

En un informe sectorial la inmobiliaria achaca la reducción progresiva del stock de obra nueva a dos factores: a una mejora en el ritmo de comercialización de viviendas y a la paralización de la actividad en el sector, con cuatro años con la actividad en mínimos (menos de 70.000 casas iniciadas al año, y menos de 40.000 en 2014). 

Sin embargo, avisa de que parte del stock será difícil de vender porque hay “desarrollos en zonas marginales que terminarán siendo abandonados”, “al no existir demanda ni a medio ni a largo plazo”. De este modo, la filial inmobiliaria de Banco Sabadell se suma a otros bancos como BBVA, que estima que el 30% del excedente son viviendas invendibles, o como Bankinter, que habla de 150.000 casas invendibles en coste y en poblaciones fantasma. 

Pero la cifra de viviendas sin vender se dispara si se tienen en cuenta también las de segunda mano. La firma RR de Acuña y Asociados establece en su famoso anuario que el stock actual asciende a 1,6 millones de casas. En el mejor de los casos parte encontrará comprador antes de año y medio pero en el peor escenario un 40% no tendrá salida en los próximos 10 años. 

En líneas generales, esta firma asegura la vivienda nueva se comporta mucho mejor que la usada. En las áreas metropolitanas el tiempo de absorción del excedente de vivienda nueva se sitúa en 3,2 años frente al de vivienda usada de 5,1 años. Sólo Madrid cuenta con un tiempo de disolución por debajo de los 3,5 años. 

Las áreas de costa tienen un tiempo de absorción de stock de 3,4 años en vivienda nueva y de 6 años en usada. La costa más activa es la de Alicante y Málaga.   

Solvia, en cifras

La inmobiliaria de Banco Sabadell se sitúa en lo más alto del podio al liderar las ventas de casas en 2014. En concreto, vendió 16.172 viviendas, seguido de Anida, con 14.390, Servihabitat, con 13.794 y Altamira, con 11.615 unidades. 

A nivel estatal, Solvia ha aumentado los precios de venta de viviendas un 3.93% de media en tasa interanual, las ventas totales crecen en valor un 15,96%, el ritmo de comercialización aumenta un 1,5% y las ventas de suelo se han triplicado en lo que va de año. 

El perfil del comprador

El comprador de vivienda medio para Solvia es un hombre de 44,2 años que mayoritariamente trabaja como funcionario. Otro perfil para la inmobiliaria es el del jubilado. La mitad de los clientes pagan al contado y la otra mitad solicitan financiación hipotecaria.  

En cuanto al tipo de vivienda que compran, un 75% se decanta por el apartamento y un 19% por una vivienda unifamiliar.