Información sobre vivienda y economía

¿Pensando en hacer reformas en casa? No te olvides de las licencias y permisos que debes pedir

Autor: Redacción

Antes de ponerte manos a la obra, convertirte en un manitas o contratar la reforma tienes que conocer si es necesario pedir algún permiso o licencia municipal. Hay reformas que no necesitan el visto bueno del Ayuntamiento, pero aquellas que vayan a afectar a la estructura, aumento de superficie o sobre la fachada necesitan un permiso de obra mayor.

El blog de Haya Real Estate recuerda diversos tipos de obra y los permisos necesarios para realizar ciertas reformas. Es difícil concretar porque cada Ayuntamiento tiene su propia normativa y pide un precio diferente para cada permiso, además de la ‘tediosa’ documentación a presentar.

  • Reformas de componente estructural, es decir aquellos que afectan a la estructura del edificio, tales como vigas, pilares y techos. Estas obras requieren la contratación de un arquitecto que deberá realizar el proyecto. Además, tendrás que avisar a la comunidad de propietarios y pedir un permiso de obra mayor al Ayuntamiento.
  • Reformas que modifican la distribución de la vivienda. Si tienes intención de levantar o quitar una pared para cambiar la distribución de la casa necesitas volver a tener la cédula de habitabilidad. Este es un documento que verifica que la casa cumple los criterios de solidez y salubridad exigidos por ley. Una vez conseguido dicho documento, es el Ayuntamiento quien debe aprobar la obra proporcionándonos la licencia de obra menor.
  • Reformas de acabados, relacionado con el cambio de suelo, cambio de alicatados o pintura, requieren únicamente un permiso de carácter informativo, es decir, un comunicado de obra.
  • Reformas para aumentar la superficie inicial. Si lo que queremos es aumentar nuestra vivienda haciendo un cerramiento del patio o una terraza, tendríamos que tener en cuenta lo que permite la normativa urbanística vigente. En estos casos, se debe solicitar una licencia de obra mayor.
  • Obras que afectan a la fachada. Para abrir una ventana nueva o cambiar la puerta principal de sitio, instalaciones como bajantes, ventilación, etc. se requiere de un permiso de obra mayor.