Información sobre vivienda y economía

Ada Colau: “Sólo el 1% de la vivienda construida en Barcelona en los últimos años es accesible”

Autores: marco todarello (colaborador de idealista news), dani castillo, @RobertoArnaz

Ada Colau tiene una utópica obsesión: que nadie pierda su casa. Desde que en 2006 se uniese al colectivo ‘V de Vivienda’ so convirtió en la portavoz de todos aquellos que estaban a punto de ser desahuciados. Su activismo social como portavoz de la Plataformad de Afectados por la Hipoteca (PAH) la hizo muy popular, y esa fama la convirtió en alcaldesa de Barcelona en mayo de 2015.

En apenas unos meses pasó de enfrentarse a la policía a ser su ‘jefa’. Aunque anunció que prohibiría todo tipo de desahucios, en su primer año en el Ayuntamiento de la Ciudad Condal nada menos que 340 familias han perdido su hogar. Sin embargo, defiende que “hemos parado centenares de desahucios gracias a la unidad de mediación que hemos creado”, según explicó a idealista/news durante la Bienal de Arquitectura de Venecia.

Asegura que en los últimos 12 meses “miles de personas que nos han pedido una vivienda accesible”, pero reconoce que el Ayuntamiento no tiene vivienda pública para responder a la elevada demanda. “A diferencia de lo que sucede en otras grandes ciudades europeas, en Barcelona el parque público es casi inexistente”. Es más, afirma que “sólo el 1% de la vivienda construida en los últimos años es accesible”.

Para tratar de parchear la situación hasta que llegue “un necesario cambio legislativo por parte del estado en materia de política de vivienda, alquileres e hipotecas”, Colau ha negociado con los bancos recuperar 600 casas vacías “que hemos puesto inmediatamente en alquiler social”.

Además, planea construir hasta 2.000 pisos en solares públicos porque “aunque hay suficientes viviendas en la ciudad, no hay suficientes viviendas accesibles para quien más las necesita”.

Sin embargo, la medida más polémica que baraja la alcaldesa de Barcelona es limitar el precio de los alquileres, algo que ha puesto en pie de guerra a gran parte del sector inmobiliario. Colau considera que el incremento de los precios del alquiler que vive la Ciudad Condal impide que miles de familias puedan acceder a una vivienda.

Y defiende esta medida con “ejemplos de otras ciudades europeas como Berlín o París, donde se delimitan zonas de alta demanda residencial y el ayuntamiento establece límites de precios en función de los niveles de renta real de la población”. Colau tiene claro que mientras ella sea alcaldesa “haremos lo posible para evitar que los vecinos se tengan que ir de sus barrios y puedan vivir en su ciudad”.