Información sobre vivienda y economía

La vivienda terminada en 2016 apenas supone el 6% de las acabadas en pleno boom

El número de certificados de fin de obra de viviendas cerró 2016 en mínimos históricos. Apenas se concluyeron 40.119 hogares, un 11% menos que en 2015. Este dato representa solo el 6,2% de las casas que se terminaron en pleno boom inmobiliario, con 641.419 unidades solo en 2007. España vuelve a ir a dos velocidades, con regiones donde hay subidas como Madrid o Valencia, y otras donde la tendencia lleva años de caídas como Andalucía y Cataluña.

La construcción en España trata de recuperarse de la crisis económica que prácticamente asoló al sector con el estallido de la burbuja inmobiliaria. Uno de los indicadores que aún refleja las consecuencias de esta crisis es la cifra de certificados de fin de obra. En 2016, esta estadística registró su mínimo histórico desde que el Ministerio de Fomento recoge los datos a partir de 1991.

El año pasado se concluyeron 40.119 viviendas, un 11,1% menos que en 2015, que ya había marcado el peor dato de la serie histórica. Para contextualizar esta cifra, supone solo el 6,2% de lo que se construyó en 2007, en pleno boom inmobiliario. Ese año se certificaron 641.419 viviendas terminadas.

Para poder visualizar también como fue el ‘empacho’ de vivienda que ha sufrido España, en los últimos cinco años (2012-2016) se concluyeron 311.901 casas, un 48,6% de los certificados de fin de obra que se otorgaron solo en 2007. Pero si se compara con el lustro anterior (2007-2011) la cifra representa el 15,4%, cuando en esos cinco años se certificaron el final de la obra de más de 2 millones de viviendas. Nunca antes se habían acabado tan pocas viviendas en España.

Las dos España: la evolución es positiva en 9 CCAA, pero las caídas son más pronunciadas

Si nos vamos al mapa de la evolución de los certificados de fin de obra por comunidades autónomas, la vivienda se recupera en 9 regiones, con Extremadura (52,2%), Aragón (37,6%) y Canarias (19,1%) encabezando las mejorías.

La región con mejores datos absolutos en Madrid, con 9.672 certificados de fin de obra, y apenas un 0,4% de evolución interanual. Le sigue Andalucía, con 6.540, pero la tendencia en la región andaluza es negativa, ya que cayó un 16,3%. Valencia, ocupa la tercera plaza, con 5.308 viviendas, un 1,3% más respecto a 2015.

Destaca la caída de Cataluña, con un 35,6% menos que en 2015 y ya acumula 9 años consecutivos de caídas, con solo 2.987 casas, su peor dato histórico.

Aún así, las mayores caídas interanuales se registraron en Cantabri (-65%), País Vasco (-58%) y La Rioja (-55,4%).