Información sobre vivienda y economía

Muebles, habitaciones y pisos que se pliegan para acabar con los problemas de espacio

Foto: MKCA
Foto: MKCA
Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

El espacio siempre ha sido una de las partes más complejas dentro de la ecuación de la arquitectura, el urbanismo o el diseño de interiores. Por suerte, muchos diseñadores han sabido cómo librarnos de estos dolores de cabeza, creando muebles, objetos y hasta casas plegables. Las dimensiones y los trastos dejan de ser un problema cuando puedes reducirlos y hacerlos casi desaparecer en función de lo que más te convenga. Aquí una colección de algunas de las creaciones plegables más interesantes y versátiles de los últimos tiempos.

La casa que se desdobla en 10 minutos

Quién nos iba a decir hace unos años, cuando los plegables pertenecían al mundo de las manualidades y la papiroflexia, que un día podríamos hacer algo parecido con nuestras casas. Así de rápido avanza la tecnología, casi tanto como lo que tarda en montarse esta vivienda diseñada por la compañía Ten Fold Engineering. En menos de 10 minutos una estructura del tamaño de un ‘container’, y que puede transportarse en un camión estándar, se desdobla con la ayuda de una batería para dar paso a una casa de 64 m2.

Como si se tratase de un Lego, unos módulos se montan sobre otros gracias a unos brazos articulados que se pliegan y despliegan, dando forma a una edificación que puede acoplarse en cualquier lugar, incluso en una zona de pendiente. Por el módico precio de 100.000 libras (unos 113.000 euros) puedes encargar una de estas casas convertibles.

Foto: Ten Fold Engineering
Foto: Ten Fold Engineering

Taburetes y bancos en 2D

El diseñador Jongha Choi ha creado una colección de banquetas que pueden pasar en menos que canta un gallo de objetos planos bidimensionales a muebles tridimensionales. Una forma sencilla de hacer desaparecer trastos de la cocina, de esos con los que sueles tropezar, y guardarlos como si fuesen simples carpetas contra la pared. Jugar con la perspectiva nunca fue tan eficiente.

Foto: Jongha Choi
Foto: Jongha Choi

La estantería acordeón

Una joven diseñadora alemana, Meike Harde, creó en 2014 una estantería plegable de madera que ofrece una solución ingeniosa a los problemas de espacio del hogar. Como si de un acordeón se tratase, este mueble pierde su rigidez estructural al moverlo de arriba a abajo y se pliega de forma sencilla y rápida. Además puedes personalizarlo dándole forma con el número de baldas que necesites en cada momento, dejando el resto sin montar.

Foto: Meikel Harde
Foto: Meikel Harde

La tienda de ropa flexible

La diseñadora mexicana Carla Fernández y el artesano Pedro Reyes decidieron colaborar para hacer algo innovador en una exposición de ropa en León en 2010. Crearon una tienda portátil que se desplegaba como un libro infantil, una estructura minimalista diseñada para ser transportada y montada de forma sencilla. La tienda, también a modo de acordeón, contaba con todo lo necesario: cajero, vestidor, almacén, estanterías, espejos, etc.

Foto: Pedro Reyes
Foto: Pedro Reyes

Una cabaña rústica que parece de papiroflexia

Esta vivienda tarda una 6 horas en montarse en cualquier lugar, con la ayuda de operarios, pero se trata de una bonita cabaña estilo alpino a la que no le falta de nada. Para empezar, tiene la certificación antisísmica. El arquitecto italiano Renato Vidal buscaba crear una casa plegable (de entre 27 y 84 m2), que fuese energéticamente eficiente, que tuviese todo lo necesario para vivir de forma inmediata y que se montara en cualquier lugar. Se trata de una estructura bastante lujosa y que se construye desplegándose. Los precios rondan entre los 28.000 y los 62.000 euros y la casa llega vía camión en un plazo de menos de 60 días.

Foto: M.A.D.I
Foto: M.A.D.I

Asientos que se estiran como un muelle

Pueden ser un sofá, una silla, un banco… Este genial diseño de asiento plegable puede expandirse y colocarse a gusto de cada uno, solo se necesita tirar de un extremo. Flexible Love está hecho de papel 100% reciclado, sin que ello quiera decir que sea un mueble frágil; al contrario, se trata celulosa bien compacta que puede soportar el peso de varias personas sin deformarse.

Foto: Flexible Love
Foto: Flexible Love

Mobiliario urbano que crece como setas

En la ciudad de Utrech, en Países Bajos, se instaló en 2010 una especie de banco-mesa que se desplegaba del suelo. Diseñado por Carmela Bogman y Rogier Martens, este mueble urbano emerge de la acera a la altura que uno quiera gracias a un panel de bombeo instalado en una pared contigua. Los vecinos del barrio de Lombok pueden utilizar esta instalación cuando quieran y hacerla desaparecer plegándola en el suelo, una forma ingeniosa de gestionar el espacio urbano.

Foto: Rogier Martens
Foto: Rogier Martens

Un despacho portátil y versátil

Llevate tu oficina al campo o a la playa y trabaja desde allí. Esta creación de cartón plegable diseñada por Scheffknecht y Armin B. Wagner podría permitirte ese lujo de acomodar tu espacio de trabajo en el sitio que prefieras. Se trata de una estructura en dos dimensiones que al desplegarse ofrece una silla y un escritorio tridimensionales. El despacho una vez plegado se mantiene unido con una cinta y se puede transportar donde uno quiera.

Foto:  Armin B. Wagner
Foto: Armin B. Wagner

Muebles en metamorfosis

Robert van Embricqs es un arquitecto que se ha pasado al mundo de los muebles para crear un estilo único de objetos plegables. Tablas de madera que se transforman en esbeltas sillas, elegantes mesas o llamativos taburetes. Su obra no solo está marcada por la funcionalidad que aportan los objetos plegables, sino por una serie de códigos estéticos que nos recuerdan a estructuras y esqueletos de la naturaleza. Ver sus muebles plegarse es un espectáculo para los ojos.

Foto: Robert van Embricqs
Foto: Robert van Embricqs

El apartamento que es varios en uno

Como colofón a esta colección de plegables domésticos os presentamos el apartamento definitivo, donde en lugar de doblar objetos para guardarlos en el armario, la propia casa te ofrece la posibilidad de plegar casi todo. Se trata de un apartamento de 37 m2 diseñado por el estudio de arquitectura MKCA donde los elementos funcionales de mayor tamaño (la cama, el escritorio, los armarios de la cocina, etc.) pueden plegarse hacia los tabiques de la casa y dejar el piso diáfano y espacioso. El sueño de cualquier amante de los espacios en continua transformación.

Foto: MCKA
Foto: MCKA