Información sobre vivienda y economía

El Atlético de Madrid aplaza a verano la venta de los terrenos del estadio Vicente Calderón

Plano del ámbito Mahou-Calderón | Ayuntamiento de Madrid
Plano del ámbito Mahou-Calderón | Ayuntamiento de Madrid
Autor: Redacción

La venta de los terrenos del antiguo estadio del Atlético de Madrid se retrasa. Y es que el club rojiblanco ha ampliado hasta junio el plazo máximo que los interesados en hacerse con sus derechos urbanísticos. Este 31 de enero era el límite que se manejaba hasta ahora.  

Los tres finalistas de la operación son la cooperativa Ibosa, una filial de Solvia (la filial inmobiliaria de Banco Sabadell) y un fondo de inversión israelí denominado Princeton, que lograron imponerse en la puja a compañías como Aelca, Inmoglaciar, Realia o Stoneweng.

Ibosa, Solvia y Princeton tienen un plazo de cinco meses para presentar las ofertas vinculantes al club rojiblanco, que espera embolsarse en torno a 200 millones de euros con la operación.

El principal motivo que ha llevado al Atlético a ampliar el plazo para la presentación de ofertas es que tiene pendiente lograr una serie de trámites urbanísticos. Por ejemplo, el equipo colchonero necesita conseguir la aprobación definitiva de su plan parcial, el proyecto de reparcelación y urbanización, y la garantía por parte del Ayuntamiento de la capital de que va a costear las obras necesarias para cubrir la M-30 (se maneja un importe de unos 60 millones de euros).

Los tres finalistas en el proceso están dispuestos a poner sobre la mesa en torno a 200 millones  de euros para quedarse con los derechos urbanísticos del terreno, aunque ponen como condición contar con todas las licencias y garantías para desembolsar dicho importe.

En diciembre se hizo público que, si no hay cambios de última hora, el Vicente Calderón será demolido el próximo verano, para dar el pistoletazo de salida a la Operación Mahou-Calderón, en la que está prevista la construcción de viviendas y un polideportivo en la zona de Madrid Río. Sin embargo, la tramitación de la licencia de la demolición es compleja, por lo que el desmontaje del antiguo estadio rojiblanco podría demorarse.

El plan Mahou-Calderón contará con una edificabilidad cercana a 147.000 m2, donde se levantarán unas 1.200 viviendas en bloques que no podrán superar las 8 plantas de altura.