Información sobre vivienda y economía

'Hackeos domésticos': Cuándo prescribe una obra en una vivienda sin licencia en cada CCAA

Pixabay
Pixabay
Autor: Lucía Martín (colaborador de idealista news)

A menudo, como ciudadanos, echamos manos de nuestros derechos en cualquier argumentación. Y tenemos muchos, afortunadamente, en general y en lo que a urbanismo se refiere:

  • Disfrutar de una vivienda digna, adecuada y accesible.
  • Accesibilidad universal.
  • Acceder a la información sobre la ordenación del territorio y la ordenación urbanística de todo el territorio nacional.
  • Ser informados por la Administración del régimen y las condiciones urbanísticas aplicables a nuestras fincas.
  • Ejercer la acción pública para hacer respetar las normas urbanísticas. Es decir, poder ver en la administración la documentación de cada proyecto en condición de interesado para poder denunciar irregularidades urbanísticas.

Pero también, como decíamos al inicio, tenemos unos deberes que son los siguientes:

  • Respetar el medio ambiente.
  • Evitar actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas.
  • Respetar y hacer un uso racional los servicios urbanos.
  • Respetar y contribuir a preservar el paisaje urbano y el patrimonio arquitectónico.

Esto es la teoría, que está muy bien pero, en la práctica, ¿cómo sabemos si estamos cumpliendo o no con nuestros deberes cuando realizamos obras en nuestra vivienda? “Pues diciéndole a la Administración lo que vamos a hacer sin hacerlo (proyecto) y ella contestándonos si sí o no (licencia de obra concedida o denegada)”, comenta Pablo García, de Atrezo Arquitectos.

¿Qué ocurre en muchos casos? Pues que como buenos latinos que somos, para bien y para mal, no preguntamos y construimos. Y por las razones más variopintas: para evitar el papeleo de solicitar licencias, para librarnos del pago de tasas, porque simplemente no conocemos la normativa vigente y desconocemos que hay pedir permiso o porque sabemos que esa obra es ilegal, pero aún así, nos tiramos a la piscina. 

“Estamos ante una obra sin licencia o una obra ilegal. Lo lógico es que como obra ilegal que es tenga que demolerse, si no puede legalizarse, pero para demoler hay un tiempo por el que la Administración puede abrirte expediente para iniciar el derribo”, comenta Pablo García. Y el tiempo cambia según la Comunidad Autónoma en la que te encuentres.

¿Qué plazo tiene el Ayuntamiento para sancionarte por obras sin licencia? Veamos:

Andalucía: 6 años

Aragón: dependiendo del tipo de infracción. Para las leves 1 año, para las graves 4 años y para las muy graves, 10 años.

Asturias: 4 años.

Baleares: 8 años.

Canarias: 4 años.

Cantabria: 4 años

Castilla la Mancha: 4 años.

Castilla y León: Para las leves 4 año, para las graves 8 años y para las muy graves, 10 años.

Cataluña: 6 años

Extremadura: 4 años.

Galicia: 6 años.

La Rioja: 4 años.

Madrid: 4 años.

Navarra: 4 años

País Vasco: 4 años

Valencia: 15 años.

Pasado este plazo, el Ayuntamiento no puede abrir expediente para el derribo (en la mayoría de los casos), pero la construcción sigue siendo ilegal por lo que deberás intentar regularizar su situación llamando a un técnico especializado. Hombre precavido, vale por dos.