Información sobre vivienda y economía

Los alquileres turísticos se vuelcan con las finales del rugby europeo en Bilbao

EPCR
EPCR

La ciudad de Bilbao, y la mítica Catedral del Athletic Club serán los anfitriones de las dos finales de las competiciones europeas de clubes de rugby. Las porterías de San Mamés ya han sido sustituidas por los característicos palos de deporte ovalado para acoger el partido que decidirá al campeón de la Challenge Cup (viernes 21 horas), que enfrentará a los galeses de Cardiff Blues y los ingleses de Gloucester Rugby, y la gran final de la Champions Rugby entre el Leinster irlandés y el Racing 92 de París (sábado 17.45 horas).

Las autoridades locales y autonómicas se han volcado en la celebración del evento y esperan que los vecinos de Bilbao, del resto del País Vasco y de toda España acompañen a los seguidores británicos, irlandeses y franceses que seguro darán color a las calles de la ciudad y del estadio.

Según las previsiones de los organizadores y del Ayuntamiento de Bilbao ya se han vendido más de 80.000 entradas entre los dos partidos y se espera la afluencia de 100.000 personas durante el fin de semana.

Las reservas hoteleras y de alquileres turísticos aún no han colgado el cartel de completo, pero se espera un buen fin de semana para el negocio hostelero de Bilbao y de las localidades colindantes. De hecho, en toda la provincia de Vizcaya y en municipios limítrofes como Deba o Castro-Urdiales, el nivel de ocupación se acerca al 70% y los precios se han incrementado un 4,5% más frente a los precios que se dan durante un mes de mayo, según Rentalia, el portal de alquiler vacacional del grupo idealista.

Durante las pasadas semanas, los medios locales y extranjeros se han hecho eco de los precios que se estaban pidiendo por habitación de hotel o por una simple litera en una casa. Se estaba llegando a pedir hasta 500 euros por una noche de hotel y los 440 euros por apartamento en el Casco Viejo de Bilbao.

Aunque será la primera vez que Bilbao acoge un encuentro internacional de rugby por equipos, España no es nueva en estas lides. El Estadio de Anoeta de San Sebastián ha acogido varios partidos de competiciones europeas y de la Liga francesa donde jugaba como local el Biarritz Olympique o el Stade Bayonnais franceses. El Estadio Olímpico de Montjuic también fue elegido por el USAP Perpignan galo para albergar algunos partidos. El año pasado, el propio Camp Nou del FC Barcelona vivió la final de la Liga francesa de rugby, que colgó el cartel de completo en el coliseo culé.

El deporte del ‘Bueno, feo y formal’ trata de abrirse paso frente a los grandes deportes por equipos como el fútbol o el baloncesto.  El rugby en España no es uno de los deportes más conocidos de nuestro país, pese a sus casi 100 años de historia, pero en los últimos años ha conseguido un impulso en su difusión con la inclusión del rugby en los Juegos Olímpicos, en la modalidad de rugby a 7; los buenos resultados de la selección española, conocida como el XV del León, tanto masculina como femenina y la disputa de estos partidos internacionales.