Información sobre vivienda y economía

La Generalitat y Colau, enfrentados por una subasta de pisos sin herederos

Autor: Redacción

La Generalitat ha sacado a subasta 47 inmuebles procedentes de herencias intestadas. Se trata de pisos que queda sin herederos y pasan a manos del ente público quien, a su vez, debe destinar el dinero obtenido por dicho patrimonio a entidades sociales, tal y como etsablece la normativa. Pese a ello, la alcaldesa de Barcelona se ha mostrado contraria debido a que algunas de las viviendas ubicadas en Barcelona tiene inquilinos en su interior. La Generalitat, por su parte, advierte de que no puede frenar las subastas.

El equipo de Colau le pidió a La Generalitat que paralizara la subasta. Argumentaba que los pisos intestados se destinaran a vivienda social. El Govern catalán tiene por ley la obligación de no quedarse con ese patrimonio sin herederos y debe destinar el patrimonio mobiliario y dinero en cuentas corrientes a entidades e instituciones sociales sin ánimo de lucro.

El departamento de Economía de la Generalitat, a quien le compete estas subastas, ha advertido que es obligatorio mantener los contratos de los inquilinos. Pese a ello, unos vecinos de El Gótico lanzaron la alerta hace unos días, por ser viviendas a subasta con inquilinos de renta antigua, como es el caso del edificio de El Mesón del Café, de la calle Llibreteria, cerca de la plaza de Sant Jaume. Creen que las empresas que compren los edificios especularán con las viviendas y los echarán.

En este caso, desde Economía explican que por el hecho de tener inquilinos no pueden incorporar el inmueble al parque público. Con todo, el equipo de Colau se dirigió a la Administración autonómica para que detuviese la subasta. Albert Castellanos, secretario del departamento de Vicepresidencia y Economía, recordó que ellos solo gestionan el patrimonio sin herederos con hasta cuatro grados de parentesco. Además, le ha afeado a Colau que "se preocupe ahora" cuando la subasta se puso en marcha en marzo.