Información sobre vivienda y economía

Concovi: "Comprar una vivienda a una cooperativa es un 20% más barato que la de una promotora"

Juan Casares, presidente de Concovi
Juan Casares, presidente de Concovi
Autor: LuisJa Sánchez (colaborador de idealista news)

Defiende con pasión que las cooperativas de vivienda son un agente social destacado dentro del Estado español. Ahora con el nuevo cambio de Gobierno confía que el PSOE respalde casi en su totalidad el Plan de Vivienda (2018´21) presentado por el PP y donde el movimiento de cooperativas de vivienda tenia un papel destacado. Juan Casares, presidente de Concovi recibe a idealista/news en su despacho madrileño para profundizar en este nuevo escenario. Atrás han quedado etapas en que las cooperativas de vivienda tenían poca credibilidad.

Constituida en 1988, por adaptación a la Ley de Cooperativas de 1987, Concovi es la única organización estatal del Cooperativismo de Viviendas de España. Asocia a las cooperativas de viviendas a través de sus respectivas Federaciones y Uniones territoriales de ámbito regional y a las directamente afiliadas por no existir un órgano federativo en su Comunidad Autónoma. Afilia a 2.700 cooperativas de viviendas, generando empleo indirecto para 90.100 trabajadores. Con 1.600.430 socios adjudicatarios de viviendas, las cooperativas facturaron 1.568 millones de euros en 2017.

Para Casares el derecho a la vivienda reflejado en el artículo 47 de la Constitución debería ser un derecho fundamental en una posible reforma constitucional futura. “El acceso a la primera vivienda y el fomento de la vivienda protegida debería ser considerado como derecho fundamental”. Sobre el futuro de las cooperativas de vivienda cree que debe ser un colaborador claro con las diferentes administraciones para lograr el acceso a la vivienda tanto en alquiler como en cohousing poniendo en carga los suelos públicos existentes.

¿Cómo contempla desde Concovi el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez y su forma de ver la política de vivienda?

Nuestra colaboración con el PSOE ha sido notable en Gobiernos anteriores. Ahora se nos dice que el propio Ministerio de Fomento va a apostar más por la vivienda que por las grandes infraestructuras.

Conocemos bien a Francisco Javier Martín, nuevo Director General de Vivienda y Urbanismo con el que hay buena relación.  Esperemos que, de esa relación, la economía social en general y el movimiento de cooperativas de vivienda, en particular se beneficie.

Sobre la mesa hay un Plan de Vivienda (2018-2021) impulsado por el que antes era anterior Gobierno ¿Qué creé que puede pasar con él?

Hay que reseñar que en el anterior plan (2012-2016) se habló de una nueva etapa donde la rehabilitación de viviendas y el impulso del alquiler eran dos elementos clave. En dicho plan se deja de apoyar la obra nueva y adquisición de vivienda.  Fue un plan ineficaz que adolecía de muchos aspectos necesarios para hacerlo realidad. Era muy teórico y poco práctico.

En el Plan actual tenemos que agradecer al anterior Gobierno que se nos consultara bastante sobre la redacción del nuevo texto. Estamos satisfechos con sus resultados y creemos que mejora bastante las intenciones del anterior Plan sobre rehabilitación de viviendas o alquiler.  El nuevo ministro de Fomento José Luis Abalos debe conocer que los agentes sociales del sector inmobiliario fueron consultados.

Desde Concovi estamos satisfechos porque por vez primera en la historia de nuestro país incorpora al sector cooperativo como un agente fundamental para impulsar la rehabilitación de viviendas, edificios y barrios y al mismo tiempo el modelo del cohousing, donde cooperativas de segundo grado ofrecen servicios a otras. Es un Plan necesario, que puede mejorarse, pero más eficaz que el anterior.

Otra cuestión que llama la atención en este sector es la dispersión legislativa, 17 CCAA y cada una tiene su Ley de Cooperativas de vivienda más la estatal…

Las cooperativas de vivienda dependemos de mucha normativa. Ahora por ejemplo se está modificando la normativa en la Comunidad de Madrid donde la Federación Territorial de esta CCAA, adscrita a Concovi, ha participado muchísimo.

Junto a ello, también estamos regulados por la normativa aplicable sumaria de actuación como es la promoción inmobiliaria, vivienda y suelo.  Una de las propuestas que trasladamos al Ministerio de Fomento para hacer un buen Plan de Vivienda es crear una mesa interministerial.  No se puede hacer dicho Plan sin coordinar a otros Ministerios y a otra normativa jurídica que haría más efectiva la puesta en carga de vivienda para los españoles.

Es evidente que hay un problema de fiscalización y unas cargas gravísimas en materia de rehabilitación integral de barrios, procesos donde el Ministerio de Fomento quisiera impulsar la promoción o el desarrollo inmobiliario del sector y que debido al Ministerio de Hacienda y sus retornos hacen inviable un Plan que busque la creación de empleo, riqueza y retorno impositivo. Este es un sector aún clave para nuestra economía.

Da la sensación que ante la subida sin freno de los alquileres es el momento de apostar por la compra de una vivienda, por encima de todo…

Mientras no se resuelva el problema del parque de viviendas en alquiler, sin ninguna duda es la mejor opción. La compra de vivienda desde una cooperativa genera un ahorro importante, de un 20% sobre el coste real de una vivienda que ofrece un promotor inmobiliario.

En principio, el alquiler de una vivienda cubre la demanda de una persona que no tiene capacidad de endeudamiento a corto y medio plazo y ahorro para adquirirla, nadie se cree que se quiera pagar 800 euros en alquiler que otros 700 en compra en régimen cooperativo. Todavía las cooperativas hasta que no se tenga ese parque de vivienda en alquiler seremos la alternativa para muchos jóvenes.

¿Se han reducido los riesgos a la hora de comprar una vivienda desde una cooperativa?

Creemos que sí. Ahora todos los operadores del sector inmobiliario son más exigentes. Desde esta asociación hemos impulsado un Departamento de Calidad y Homologación donde nos atrevemos a distinguir a las mercantiles, gestoras, constructoras, entidades financieras o compañías de seguros que quieran trabajar con la economía social.

No todas las empresas tienen capacidad para trabajar con una sociedad cooperativa. Creemos que esta distinción es importante porque el mercado se ha hecho más exigente.  Las entidades bancarias ofrecen más garantías y que la cooperativa esté federada en la territorial que le corresponde. Todo eso ha hecho que el resultado final haya mejorado bastante.

¿Pasaron ya los tiempos donde ser cooperativista era una profesión de riesgo?

Sin duda. El sector inmobiliario está en buen momento. Tanto el promotor público, como el privado y las sociedades cooperativas tienen las mismas dificultades. En nuestro caso, somos más flexibles y fuertes a los cambios del mercado.

Desde Concovi podemos dar información sobre qué esta pasando en una cooperativa concreta; informarse de cómo se puede constituir en cooperativa y conocer realmente cómo es el acceso a la vivienda desde alguna de ellas.

En el caso de conocer alguna práctica, ¿puedo denunciarla a través de su asociación?

Por supuesto, Se puede y se debe. En muchos casos donde hay conflictos intervenimos de forma inmediata para saber porque se ha llegado a la situación y tiene solución. Al mismo tiempo informa a las Administraciones Públicas para que conozcan lo que está pasando en esa licencia o intento de promoción inmobiliaria.

En otros casos, si nos lo pide el Consejo Rector de una determinada cooperativa podríamos personarnos en una demanda judicial como parte.  Hoy el sector funciona bien y los cortafuegos que se han puesto en marcha en los últimos años impedirían siniestros o proyectos fallidos como los que se han vivido en etapas anteriores.

También se observa que el campo de acción de las cooperativas de vivienda no es solo la vivienda protegida, sino que también abarca otros sectores…

La evolución del mercado ha sido de vivienda protegida a vivienda libre en los últimos años. Donde ha evolucionado es que las cooperativas hacen también grandes proyectos de todo tipo de perfil y renta.

En este contexto, nuestra intención es hacernos con los suelos públicos que desde el derecho de superficie somos las más capacitadas para poner en carga para no especular. Lo público debe estar en manos de lo público o cumplir una clara función social y no desentenderse del suelo y sacarlo a pública subasta.

¿Dónde está la solución a la falta de vivienda pública en nuestro país?

No creo que esté en que la Administración acometa de forma obligatoria y de manera exclusiva la función de promover vivienda social.  No se le debe cargar con tanta estructura y exigirle que en exclusiva lo realicen.

Desde la Economía Social hay herramientas y profesionales que luchamos contra la especulación y podemos echarle una mano a la Administración en ese cometido. Veamos que podemos hacer por ellos.  Desde esta perspectiva, las cooperativas por su función social son los grandes aliados de las Administraciones para lograr el acceso a la vivienda a los colectivos más vulnerables, bien de uso temporal o a largo plazo.