Información sobre vivienda y economía

Haibu 4.0 esquiva a Colau y sigue adelante con su medio millar de nuevas colmenas en Barcelona

Autor: Redacción

Los pisos colmena de Haibu 4.0 siguen adelante con sus planes sin el beneplácito del Ayuntamiento de Barcelona. La compañía, que en septiembre comenzó a promocionar y construir pisos colmena en el barrio de Sants de Barcelona, anuncia ahora que está construyendo 505 pisos colmena más en cuatro ubicaciones de la capital catalana.

La compañía Haibu 4.0 se encuentra llevando a cabo obras en otras cuatro ubicaciones de la ciudad. Marc Olivé, uno de los responsables del proyecto, admite que se están haciendo sin ningún tipo de permiso ni comunicación al Ayuntamiento. Una de las colmenas tiene 27 plazas; otra 68; una tercera 35; y un cuarto proyecto es un edificio entero de siete plantas en las que construirán 375 habitáculos.

Además, los planes de Haibu 4.0 también contemplan nuevas colmenas fuera de España.La compañía, tal y como adelantó idealista/news, acaba de poner en marcha sus primeras oficinas en París y ya busca ubicaciones en Washington, en Estados Unidos, con el objetivo de iniciar el desarrollo de su negocio en ambos países.

La compañía abrió el pasado noviembre su oficina en el número 9 de la Rue du 4 Septembre, en pleno centro de París. Según la empresa, esta oficina servirá “para registrar a los primeros colmeneros de la ciudad”. “Estos espacios son la antesala para abrir la colmena, nos sirve para explicar a las autoridades, ciudadanos y medios de comunicación cuál es nuestro objetivo y cómo se ejecutará”, explican desde Haibu 4.0.

Y es que Haibu 4.0 está teniendo más problemas de los esperados en Barcelona para poder llevar a cabo su polémica colmena. El pasado octubre, después de que la compañía rechazara la orden del Ayuntamiento de la ciudad de precintar el local que tiene en el número 114 de la calle Constitución, en el distrito de Sants-Montjuïc, Haibu 4.0 llevó a cabo un recurso contra la vía de hecho por considerar que el Ayuntamiento había actuado fuera de su ámbito de competencia.

Pero su guerra judicial no acaba aquí. La compañía también ha llevado a cabo una reclamación administrativa contra la decisión del Ayuntamiento de Barcelona de suspender las obras y precintar el local de la calle Constitución “por desviación de poder, al existir licencia de obras que no se ha vulnerado. La reclamación ha sido desestimada y, la próxima semana, se presentará recurso de alzada ante la Alcaldesa de Barcelona, quien deberá decidir personalmente. Si desestima la reclamación, su decisión se llevará a los juzgados de Barcelona”, explican desde la compañía.

Por último, Haibu 4.0 también ha explicado que llevará a cabo un recurso de apelación judicial contra la resolución del Juzgado Contencioso Administrativo 7 de Barcelona, expediente 416/18, que “autoriza la entrada en el local sin convocar al titular de la licencia de obras y sin posibilidad de defensa. El recurso lo decidirá el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que debe valorar si la decisión del Juzgado es o no correcta, teniendo en cuenta que el Ayuntamiento facilitó información inexacta y tergiversada para justificar la medida”, concluyen desde Haibu 4.0.