Información sobre vivienda y economía

Estas son las políticas de vivienda que prometen los diferentes partidos en la ciudad de Madrid

Representantes de todos los partidos en la capital, Ahora Madrid, PP, PSOE, C’s y VOX participaron en el IV Encuentro de Financiación Inmobiliaria de Madrid (EFIMAD), organizado por la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA) y CaixaBank.

La mesa redonda se convirtió en poco tiempo en un debate electoral cuando empezaron a explicar los motivos del encarecimiento del precio de la vivienda en la ciudad, donde fueron saltando las medidas que aplicarían tras las elecciones municipales del mes de mayo.

Al actual gobierno municipal se le echó en cara la complicada burocracia urbanística que hay que pasar para conseguir el visado de obra nueva o la licencia de primera ocupación, y que están atrasando muchas de las promociones de viviendas.

José Manuel Calvo, concejal de Desarrollo Urbano Sostenible sostuvo que al año se están construyendo entre 5.000 y 7.000 casas al año, y que las previsiones del Ayuntamiento son que hay suelo finalista para construir 38.000 viviendas. Algo que para el sector se antoja escaso para cubrir la demanda de vivienda.

El concejal adelantó que Más Madrid propondrá recalificar suelos industriales como suelos residenciales a cambio de que parte de las viviendas que se construyan se dediquen a vivienda social.

“La mayor bolsa de suelo de Madrid no se encuentra en Madrid Nuevo Norte o en los PAUs del Sureste. Se encuentra en la cantidad de suelo industrial sin edificar que queda en la ciudad”, concretó.

El candidato del Partido Popular al Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, fue de los más beligerantes con las políticas urbanísticas del actual Gobierno de Manuela Carmena. “No existe un modelo concreto de ciudad. No se puede decir que hay suelo para 38.000 viviendas cuando se ha estado mareando un proyecto como Los Berrocales, en los PAUs del Sureste, durante toda la legislatura, con más de 20.000 viviendas previstas.

“Con la actual falta de suelo finalista en Madrid, hay que confiar en un modelo que apueste por la desregulación y la confianza en la iniciativa privada, confiar en los fondos de inversión”, destacó Martínez-Almeida.

La concejal y portavoz adjunta del Grupo Municipal Socialista, Mercedes González, comentó durante su turno de palabra que el Ayuntamiento no ha tenido una política real de vivienda desde hace años y que el alquiler es el principal reto para el Consistorio, con un grave problema entre los jóvenes, que no pueden emanciparse. “Hay que sacar al mercado del alquiler las 163.000 viviendas vacías que existen en la ciudad de Madrid, según los datos del INE”.

González también adelantó que su partido “ampliará el parque público de vivienda en alquiler con la modificación de los suelos dotaciones sin uso para destinarlos a VPO en alquiler. Además, calificaremos el suelo residencial como bien de interés público general, para evitar futuras ventas a los fondos”.

La candidata de VOX al Ayuntamiento, Rocío Monasterio, fue tajante en su alegato y prometió que “va a liberalizar el mercado. No vamos a poner trabas a los profesionales. Vamos a dejarles trabajar, a dejar de crear inseguridad jurídica, porque esto es una carrera de obstáculos para el sector”.

“Si quitamos las manos del urbanismo de Madrid, dejar de intervenir, dejar de cambiar la legislación, los promotores podrían aumentar la oferta de vivienda”, agrego.

Finalmente, desde Ciudadanos, Silvia Saavedra, concejala de partido naranja en Madrid criticó la inseguridad jurídica a la que se enfrenta el sector, la expulsión de los jóvenes del centro de las ciudades. La solución del partido que lidera Begoña Villacís en el municipio madrileño pasa por “incentivar la construcción con la colaboración público-privada e incentivar las cooperativas de viviendas entre los jóvenes con derecho a superficie”.