Información sobre vivienda y economía

Esta minicasa prefabricada se expande para adaptar su tamaño a las necesidades de cada momento

Twitter
Twitter
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Minicasas y contenedores de transporte habilitados como vivienda se han convertido en dos de las grandes tendencias en el ámbito inmobiliario. Innovadores diseños y nuevos conceptos se suceden casi cada día, como demuestran las cada vez más frecuentes noticias sobre ello. La tendencia parece imparable, y nada hace presagiar que se vaya a revertir, al menos en el corto plazo. Es más, todo parece indicar que la tendencia se va a mantener o, incluso, aumentar.

Un de las últimas noticias tiene dos claros protagonistas. WZH Group (Hebel Weizhengheng Modular House Technology Co.), una compañía china que se dedica a la fabricación de casas prefabricadas, modulares y en contenedores, y Amazon, el gigante del comercio electrónico. La compañía asiática ha lanzado un nuevo producto que ha llamado la atención en un sector en el que cada vez es más difícil destacar. Se trata de una pequeña casa de 20 m2 cuadrados que puede expandirse de forma muy sencilla para ofrecer hasta 10 m2 más, gracias a la incorporación de un sistema hidráulico que le permite extenderse o plegarse casi como si fuese un acordeón.

En esta estructura prefabricada se encuentran diferentes espacios, tal y como ocurre en las viviendas convencionales. El contenedor cuenta con una cocina, un dormitorio y un baño. Para todos estos espacios incluye el mobiliario necesario. Sin embargo, sus puntos fuertes revisten un fuerte carácter tecnológico. El primero de ellos que, para hacerla crecer, y doblar su superficie, cuenta con un sistema de manejo a distancia. El segundo, que incluye todo un sistema de generación de energía solar y eólica, instalados ambos sobre la parte superior.

Su tercer punto fuerte es su precio, ya que es posible hacerse con una de ellas por algo menos de 24.000 dólares (unos 21.200 euros al cambio actual). Pero, a pesar de su bajo coste, esta minicasa cuenta con todo lo necesario, tanto para vivir en ella de forma estable, como para usarla a modo de segunda residencia, en la que disfrutar de unas vacaciones en el monte o en la playa.

La pequeña estructura ofrece a quien se atreva a ser su inquilino, una amplia diversidad de opciones, gracias a la flexibilidad y versatilidad de todos sus componentes. Así, sus propietarios podrán personalizarla al gusto, e incluir o extraer algunas de las prestaciones con las que cuenta. Por ejemplo, si bien es cierto que una de sus principales características es la posibilidad de autogenerar energía, el sistema de energía eólica y solar puede ser sustituida por una instalación eléctrica convencional para alimentar luces y electrodomésticos.

Además, aquellos aficionados al bricolaje encontrarán en este producto un atractivo más, ya que es posible adquirir, también mediante Amazon, toda una variedad de packs para que cada cual pueda acondicionarla por sí mismo según sus gustos y necesidades. Unos kits cuyo precio se sitúa en a partir de 3.000 dólares (unos 2.600 euros).

Este producto ha sido lanzado en fechas muy recientes, motivo por el cual no existen todavía opiniones ni reseñas realizadas por clientes, que para confirmar o desmentir si esta propuesta habitacional vale la pena o si, en cambio, no ofrece ninguna ventaja, a pesar de su reducido precio, tal y como ocurre con otros productos con los que tienen algunas similitudes, y que se han vendido por el mismo canal.

Es el caso de una casa de solo 16 m2, que se puso en venta en la misma plataforma (y se agotó muy rápido), con un precio todavía más reducido, 7.350 dólares (unos 6.500 euros), que recibe el nombre de Allwood Solvalla. Aunque no existen demasiadas opiniones sobre ella, las pocas que hay no son demasiado halagüeñas, más bien al contrario.  

En cualquier caso, estamos seguros de que, más pronto que tarde, podremos valorar si este nuevo producto lanzado por WZH Group es un éxito o un fracaso. Sin duda, el tiempo lo dirá.