Información sobre vivienda y economía

Baraka demandará a BBVA por los derechos de los reversionistas en la antigua Operación Chamartín

Trinitario Casanova, presidente de Baraka, ha anunciado durante la celebración de inmonext 2019, que presentará la semana que viene una demanda contra BBVA para defender los derechos de los reversionistas en la Operación Chamartín, ahora denominada Madrid Nuevo Norte. Quiere hacer prevalecer los derechos de estos expropietarios de terrenos que en su momento fueron expropiados.

Casanova ha asegurado que “todas estas personas y familias que fueron expropiadas han llegado a un acuerdo con Baraka que ha comprado esos derechos de reversión. Ahora toca pelear. Si ahora se desafecta, tiene que volver esos terrenos a los propietarios. La próxima semana habrá una demanda contra BBVA en los juzgados”.

Se trata de más de 1.000 familias, que son reversionistas con derecho de propiedad. “Tienen que ejercitar su derecho de reversión porque el proyecto lo va a hacer la empresa de un banco. Ese dinero debería de ser la parte que le corresponda para los reversionistas a los que en su momento se les quitó esos terrenos”, añade.

En una entrevista para idelista/news, Casanova aseguró que la empresa adjudicataria la compañía DUCH (Desarrollos Urbanísticos de Chamartín), actualmente DCN, se olvidó de que tenía que compensar a estos propietarios expropiados. En total, les corresponden un millón de m2 repartidos en zona terciaria y zona residencial. Es el 30% de todo el proyecto, ya que son tres millones de m2.

De esos, la sociedad DUCH fue la adjudicataria por parte de Renfe (hoy Adif) de 1,9 millones de m2. El otro 1,1 millones de m2 está compuesto por muchos otros propietarios, personas particulares y empresas. Renfe se quedará como propietario de la nueva estación de Chamartín y el Ayuntamiento tendrá una participación del aprovechamiento medio que salga de ahí. “De esos 1,9 millones de m2 que DUCH se adjudicó, está el millón de m2 nuestro, porque él fue adjudicatario al quedarse con una concesión de un suelo que fue expropiado hace 70 años. Pero, aparte de que la reversión, cuando se desafecta un terreno en este estado tiene el derecho, en esa concesión hubo unos parámetros o condiciones que no se han cumplido. Pero eso ya se verá en los tribunales” sentenció Casanova.

Este desarrollo madrileño nació en la década de los 90 y la normativa vigente en 1994 reconocía a los propietarios expropiados poder adquirir sus antiguos terrenos si la Administración decidía desafectarlos, es decir, cambiar el uso para el que fueron expropiados y venderlos. Esto es el derecho de reversión.

Los reversionistas llevan años peleando en los tribunales. En 2012 el Supremo les quitó la razón al señalar que no se acreditaba desafectación tácita de los terrenos, con lo que no procedía la reversión.

Ahora los expropietarios defienden que tienen el derecho de reversión, pero que no se activará hasta el momento en que Adif desafecte los terrenos para poder venderlos a DCN.