Información sobre vivienda y economía

Primeros escollos para ampliar el Plan 20.000 viviendas en alquiler social o asequible

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana dirigido por José Luis Ábalos mantiene conversaciones con el resto de ministerios y otras administraciones públicas, como ayuntamientos y comunidades autónomas, para movilizar el suelo disponible con la intención de construir gran parte de ese Plan 20.000 viviendas en alquiler social o asequible, mediante la colaboración público-privada que aumente el parque público de viviendas por encima de ese escaso 2,5% del total de viviendas en España.

Según afirmó el secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, se encuentran ultimando la licitación de las primeras viviendas de este Plan 20.000. “Prácticamente estamos en disposición de empezar la tramitación para construir en torno a 5.000 viviendas en las zonas más tensionadas del país”.

A estas 5.000 casas habrá que que sumar otras 3.260 unidades en proyecto que se encuentran en distintos estados de construcción procedentes del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, tras la firma de más de 120 convenios entre el Ejecutivo Central y las comunidades autónomas y ayuntamientos. Estos proyectos cuentan con una inversión de 330 millones de euros, de los que el Estado ha aportado 55 millones.

Las primeras 8.200 viviendas en alquiler social y asequible podrían llegar antes del final de esta legislatura, si se consigue llegar a un acuerdo con el sector privado, para que levante esas casas. Para atraer su interés se quiere ceder ese suelo durante unos 50 años para su explotación. Pasado ese tiempo formarán parte del parque público de viviendas.

Sin embargo, esta futura oferta de viviendas parece aún escasa para influir en el mercado del alquiler residencial. La entrada de nuevos terrenos en los acuerdos que Fomento quiere licitar a través del Entidad Pública Empresarial de suelo (Sepes) serán claves para ver el éxito o fracaso de esta iniciativa.

Pero, por el momento, y según adelanta El Mundo, el ministerio de Ábalos se estaría encontrando con las reticencias de otros ministerios para ceder estos suelos. Uno de los que tiene más terrenos y edificios en desuso a su disposición es el Ministerio de Defensa, con los acuartelamientos en las principales ciudades del país. Por ahora, las negociaciones con la cartera que dirige Margarita Robles para acometer un cambio de uso de estos terrenos están siendo lentas, lo que haría retrasar varios años la llegada de unas viviendas necesarias para el mercado.