Información sobre vivienda y economía

Llega un portal online que financia a particulares y comunidades las reformas de las casas

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Mejorar la eficiencia energética de los edificios es, junto con facilitar a los jóvenes el acceso a la vivienda, uno de los grandes retos a los que se enfrenta el sector inmobiliario. 

En plena lucha contra el cambio climático y con el objetivo de que en 2050 la UE emita cero emisiones de carbono, cada vez hay más propuestas relacionadas con la necesidad de reformar el parque de viviendas para mejorar la eficiencia energética. 

Y una de ellas llega de la mano de Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), que ha lanzado una plataforma digital para que tanto particulares como comunidades de vecinos puedan financiar la reforma de un inmueble, que incluye tanto la mejora energética como la mejora de la accesibilidad a las personas de movilidad reducida. Se trata de una alternativa a las famosas 'hipotecas verdes'.

El nuevo portal se llama créditos.com y permite conseguir préstamos personales de entre 2.000 y 50.000 euros a los propietarios individuales, y de hasta 500.000 euros en el caso de comunidades de propietarios.

Según explica UCI, el portal permite a los reformistas realizar un estudio de viabilidad instantáneo de las operaciones de sus clientes. Además, cuenta con sistemas antifraude y de identificación biométrica para que los clientes puedan identificarse con una foto vía móvil y su DNI.

"La rehabilitación de edificios y viviendas es uno de los principales retos para conseguir la descarbonización de las ciudades en 2050. Un objetivo global y de emergencia climática, que es además necesario para el bienestar y la salud de las personas", explica Javier Torremocha, responsable de la plataforma, quien añade que este tipo de obras "también permite aumentar el confort en el hogar, ahorrar energía y, por tanto, influye positivamente en las finanzas, ya que a medio/largo plazo supondrá un importante ahorro en los consumos domésticos, además de la revalorización del inmueble. Y, por supuesto, produce impactos positivos en el medio ambiente".

Un parque obsoleto

Según idealista/data, la mayoría de las viviendas en venta y alquiler que hay actualmente disponibles en el mercado tienen un nivel de sostenibilidad medio-bajo. En concreto, el certificado energético más habitual es el E (el quinto peor nivel en una escala de siete). Por otro lado, desde la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo dependiente del Ministerio de Fomento sostienen que más del 60% del parque de viviendas doméstico fue construido cuando no había normativas de eficiencia.

En Europa el escenario no mejora mucho más: la Federación Hipotecaria Europea calcula que en la UE hay más de 220 millones de bloques de pisos construidos antes de 2001 y hay millones de viviendas con una certificación energética inferior a C. 

Y este bajo nivel de sostenibilidad tiene un impacto directo en el consumo de energía y, por ende, en el bolsillo de los ciudadanos. Según un estudio realizado por la iniciativa Energy Efficient Mortgages en Dinamarca, una vivienda de calificación A gasta seis veces menos de energía que una de calificación G (la más baja del ranking), lo que le supone un ahorro anual de más de 3.500 euros y le confiere en torno a 64.000 euros extra de valor de mercado.